Análisis MotoGP 21

Actualmente, la industria del videojuego cuenta con numerosas opciones que ofrecer a aquellos entusiastas de la velocidad. A dos o cuatro ruedas, busques la experiencia que busques, arcade o simulación, hay un juego para ti esperando a la vuelta de la esquina. Y si en algo se ha especializado Milestone, es precisamente en la creación de algunos de los mejores títulos de carreras del mercado. Haciendo especial hincapié en las motocicletas, la compañía italiana ha llevado la bandera de las carreras de motos en los videojuegos, contando con juegos como Monster Energy Supercross 4 o RIDE 4, de los que encontraréis sus respectivos análisis en nuestra web. Y cuando parecía que los italianos no podían hacerlo mejor, uno se encuentra con MotoGP 21. Un juego, con el que Milestone le da un nuevo giro de tuerca al manejo de estos monstruos a dos ruedas.

Tanto si eres fan de MotoGP, como del mundo de las motos en general, te animo a que te quedes. Pocas veces hemos visto propuestas tan impresionantes como las que está trayendo Milestone. Ya no hablamos de un tema de gráficos o de opciones de gestión. El control de las motos está cada vez más pulido, y se antoja difícil imaginar hasta donde serán capaces de llegar estos locos de la velocidad. Se nota que hay un mimo especial, impulsado imagino, por la pasión que despierta este deporte en Italia. Aunque esta es una saga anual, parece que en este caso hay un salto más grande de lo que comúnmente vemos año tras año. ¡Arrancamos motores!.

El MotoGP más pulido hasta la fecha

Hay títulos deportivos o de otros géneros con los que nos hemos acostumbrado a recibir un lanzamiento anual. Con la dificultad que eso conlleva, a veces se antoja difícil encontrar la innovación suficiente como para aportar esa sensación de novedad. Los jugadores necesitan ese impulso para dar el paso y adquirir el juego. Con MotoGP 21, podría decirse que es en parte continuista sí, pero el trabajo de Milestone y su experiencia con el género está dando sus frutos. En este análisis veréis continuas comparaciones con RIDE 4, también desarrollado por Milestone. Y es que hay muchas fórmulas de este que se aplican perfectamente a MotoGP 21. Un buen ejemplo de ello, son los diseños de algunos de los menús, como el que nos permite personalizar nuestro piloto al completo, o crear nuevos aspectos para nuestra moto.

Hablando del aspecto gráfico, MotoGP 21 luce mejor que nunca. Comparándolo directamente con su hermano RIDE 4, hay que decir que pese a quedarse un pelín por debajo en cuanto a detalles y calidad gráfica, hay que contar con las futuras mejoras en Series X/S. Llegará a los 4K y 60fps. Los circuitos están perfectamente recreados, con todo lujo de detalles. Recorrer el circuito de Jerez pasando bajo el Ovni es una experiencia única, con esa primera curva de derechas al límite. Las sensaciones no pueden ser mejores, y gran parte de culpa la tienen estos circuitos tan míticos, recreados al detalle. Losail, Cataluña, Le Mans, el Red Bull Ring, no importa donde corras, el mimo a estas pistas y sus entornos es igual de sobrecogedor.

Por otra parte, dicen que a veces la importancia está en los detalles. Y como era de esperar, los italianos no se han olvidado de ellos en su nuevo simulador. He tenido la suerte de analizar otros juegos, como el ya mencionado RIDE 4 o Monster Energy Supercross 4. Todos tienen en común el detalle enfermizo de sus motos, y con MotoGP 21 han seguido la misma tendencia. Cualquier pieza móvil del motor la apreciaréis, y el carenado mostrará los daños propios de las caídas. Pero uno de los detalles que más me han gustado, es el desgaste apreciable en los neumáticos. No hay nada que se le escape a Milestone.

Un simulador con todas las letras

Atrás quedan aquellos tiempos en los que juegos como este tenían un carácter más arcade. En Milestone apuestan por la simulación, y lo hacen de la mejor forma posible. Desde la recreación de los circuitos y las motos, hasta el propio manejo y gestión de las mismas. De hecho, diría que una vez nos ponemos a los mandos, las sensaciones que transmite el videojuego, son incluso superiores a lo que pude experimentar con la cuarta entrega de RIDE. Son juegos diferentes claro está, pero el enfoque jugable es muy parecido. En este caso, quizá por el número más reducido de motos, han podido centrarse en desarrollar un título aún más profundo en este sentido.

Debes saber que si este es tu primer juego del género, vas a tener que dedicar un tiempo a hacerte con el manejo de la moto, especialmente en la categoría de MotoGP. Como es lógico, la dificultad va de menos a más conforme aumenta la cilindrada, pero también es importante conocer los circuitos y dominar la trazada. Incluso con las ayudas activadas, MotoGP 21 es todo un reto. Pero la mayor complejidad reside en la gestión de los neumáticos y el combustible. Siempre es posible desactivar esta opción, pero si queréis una experiencia completa de simulación, lo mejor es contar con el consumo de gasolina y el desgaste de las ruedas.

Antes de salir a pista, podemos escoger el juego de neumáticos y la carga de gasolina. En el caso de las cubiertas, estas se irán desgastando en mayor o menor medida dependiendo del compuesto y la temperatura. En Losail, por ejemplo, la pista no baja de los 38-40 grados, por lo que es conveniente reservar los neumáticos duros para la carrera, y aprovechar los blandos y medios para los libres y la clasificación. De hecho, no durarán mucho más de dos vueltas. Con la gasolina, la cosa se complica. En las innumerables horas que ya le he dedicado al modo Trayectoria y a practicar por libre, no he logrado acabar las carreras. Incluso tratando de ahorrar todo el combustible posible, siempre me ha faltado lo justo para terminar de dar la última vuelta.

Por lo demás, podéis esperar algunas funciones vistas en juegos anteriores o similares. Entre las diferentes pestañas antes de salir a pista, podemos consultar al ingeniero o hacer cambios en la moto por nuestra cuenta. Como veis, el nivel de exigencia a los mandos es bastante elevada, aunque como decía antes, es posible contar con las diversas ayudas ya conocidas. La principal novedad, es el hecho de poder recuperar (opcionalmente) nuestra moto tras una caída. Con la opción activada, el piloto se levantará, y con el analógico izquierdo tendremos que correr a por ella para volver a pista.

Conviértete en una leyenda de MotoGP

MotoGP 21 ofrece los modos de juego ya conocidos, aunque en este análisis me centraré especialmente en el más importante, el modo Trayectoria. Este suele ser el modo en el que los desarrolladores implementan más novedades cada año, o bien explotan aun más las características que ya poseía. Ya el juego ofrecía multitud de elementos que hacían muy completa la experiencia en entregas anteriores. Y en esta ocasión, la gestión combinada con el gameplay puro y duro de las carreras, es una propuesta redonda. Nada más empezar, tendremos que elegir a nuestro representante. Los posibles candidatos contarán con tres habilidades principales, cuyo nivel varía de unos a otros. Estas consisten en buscar nuevos equipos, aumentar nuestros beneficios, y lograr el éxito en las negociaciones.

Cada representante cuenta con un apartado informativo en el que se aclara las principales ventajas y desventajas del mismo. Por otra parte, también conoceremos otros datos como la bonificación de firma, el salario mensual y el salario anual. Tras firmar a nuestro representante, tendremos que escoger la categoría con la que queremos empezar, pudiendo empezar desde Moto3 o bien en la categoría reina. Acto seguido, firmaremos con el equipo que más nos convenga dentro de las posibilidades que nos ofrece nuestro representante. A continuación, el menú principal nos mostrará información de todo tipo, y podremos iniciar nuestro primer Gran Premio avanzando en el calendario.

En pleno fin de semana de carreras, las opciones de gestión con la moto son las mismas que podremos encontrar en el modo Nuevo Gran Premio. A nuestra elección queda pasar por cada sesión de libres y clasificación o ir directamente al día de carrera, aunque lógicamente recomiendo la experiencia completa. Además durante el fin de semana, tendremos objetivos que cumplir para las investigaciones de nuestro ingeniero. Dar un número concreto de vueltas, mejorar tiempos, y otros objetivos sumarán para mejorar en pista y fuera de ella.

Junto a la gestión de nuestro personal, también se nos da la posibilidad de contactar con la empresa matriz, de forma que puede ayudarnos a mejorar el rendimiento de nuestra moto. Todo ello es posible gracias a un completo árbol de desarrollo. Y si hemos empezado desde Moto3, al llegar a Moto2 podremos configurar nuestro propio equipo de rookies en las clases más bajas. Tendremos el control de los pilotos y el desarrollo de la moto, siendo nosotros los únicos responsables de su éxito. De nosotros depende llevar al equipo a la victoria.

En MotoGP 21 también hay lugar para la personalización

Otro de los puntos que tienen en común los últimos títulos de motociclismo de Milestone (MotoGP y RIDE sobre todo), es el hecho de que permiten una amplia gama de opciones de personalización. En el caso de RIDE 4, esto se extrapola también a algunas piezas de las motos, como son los escapes, las llantas, los frenos, etc. Sin embargo, y por razones obvias, en MotoGP 21, todo se limita a una personalización puramente visual, basándose en los colores de la moto, patrocinadores, y poco más.

Lo más destacable empieza cuando nos metemos de lleno en la creación de nuestro piloto. De hecho, es una de las primeras tareas que nos encontraremos al iniciar el juego por primera vez. Hay multitud de elementos a elegir, como son el rostro y color de la piel, el traje y la marca de este, el apodo del piloto (que aparece en el propio traje) o los patrocinadores y colores. Pero además del aspecto, una de las características más curiosas es que el juego permite, como en RIDE, seleccionar entre diferentes posturas para tomar las curvas. Hay diferentes estilos, desde una postura equilibrada hasta sacando el cuerpo por completo de la moto.

Lo mejor de este tipo de opciones, es la posibilidad que otorgan de diferenciarse lo suficiente a la hora de competir en su multijugador. Incluso podemos elegir un piloto real de cualquiera de las tres categorías, escoger nuestro equipo favorito real, o pegatinas para la moto y el traje del piloto. En este sentido, me ha sorprendido la gran variedad de cascos reales que tenemos para elegir. Shoei, AGV, Suomy, están todos, y también pueden personalizarse con vinilos y patrocinadores. Una auténtica pasada para los fans más acérrimos.

¿Ha cumplido las expectativas?

Normalmente no soy muy partidario de las sagas anuales tipo Fifa o Call of Duty. En el caso de los juegos deportivos o deportes del motor, tiendo a ser más negativo en términos generales. Sin embargo, pese a la dificultad que conlleva, Milestone ha logrado dar un pasito más hacia adelante con su nuevo MotoGP 21. No puedo decir que la diferencia sea abismal con su predecesor, ya que el carácter continuista siempre está ahí. Eso sí, la compañía italiana se ha especializado en el género, y además de eso, ha buscado innovar en el apartado más importante, la jugabilidad.

Los juegos de este tipo buscan transmitir la mayor sensación de realismo y adrenalina posible, y desde luego no puede negarse que con títulos como este o la saga RIDE no lo estén consiguiendo. Más allá de la diferencia evidente de manejo entre las tres categorías de motocicletas, las sensaciones que transmite a los mandos son muy espectaculares. La vibración del mando contribuye a ello, dejándose notar el desgaste de los neumáticos o las imperfecciones de la pista. Al hilo de esto, el nivel de gestión en el modo trayectoria y de la propia moto es quizá de los más completos que he visto en un juego de carreras.

Puede que no sea perfecto, hay diseños y pantallas que son bastante mejorables, con unos pilotos que, aunque identificables en su mayoría, podrían estar mucho más trabajados. Pero si eres capaz de dejar estos detalles a un lado, creo que vas a disfrutar de un título muy completo en todos los aspectos, especialmente en lo gráfico y en lo jugable. El mejor MotoGP hasta la fecha arranca ya, y tanto si has jugado a sus anteriores entregas como si no, creo que esta es una apuesta segura que no te puedes perder.

MotoGP 21

69,99€
9.3

Gráficos

9.5/10

Sonido

8.7/10

Jugabilidad

9.7/10

Pro.

  • Probablemente la mejor experiencia de simulación a dos ruedas
  • Un desafío jugable con multitud de opciones para todos los públicos
  • Un mimo enfermizo por los detalles gráficos
  • Una gestión de lo más completa en el modo Trayectoria

Contra.

  • Algunas animaciones son mejorables
  • El diseño de los pilotos es pobre en comparación al resto de elementos

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

He viajado a mundos que jamás creeríais, acabado con enemigos que escapan a todo misticismo. He sentido mi pulso acelerarse con cada batalla, y el suspiro de quien sabe que tendrá que volver a levantarse. Siempre hay un villano esperando, una aventura a la vuelta de la esquina. Por eso nunca he dejado de vivir, porque sigo jugando.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario