Análisis de It Takes Two

Podemos decir, sin tapujos, que It Takes Two es uno de los mejores videojuegos cooperativos que existen actualmente en el mercado. En tiempos donde, por desgracia, escasean esta serie de títulos, la obra de Josef Fares nos da un bofetón en la cara y nos retrotrae a esos momentos de nuestra infancia cuando compartíamos risas y mandos en el sofá de casa con los amigos mientras pasábamos una pantalla tras otra. 

Siempre polémico por decir lo que piensa, Josef Fares no es precisamente nuevo en esto de los videojuegos. Este director de cine/guionista/actor/diseñador de juegos que con 10 años huía de la guerra civil libanesa lleva a sus espaldas títulos como Brothers: A Tale Of Two y A Way Out. Son obras profundas que, a su manera cada una, han marcado la diferencia en un mercado de videojuegos cada vez más saturado y destacan, sobre todo, por la interacción entre sus personajes. It Takes Two no iba a ser menos y la relación entre sus dos protagonistas es lo que va a marcar el devenir de la historia. ¿Queréis saber un poco más? ¡Acompañadnos!

Un matrimonio a punto de romperse

May y Cody son un matrimonio que está a punto de divorciarse. Su hija, que los pilla por sorpresa hablando del tema, cae en una profunda tristeza y les lanza un hechizo que los convierte en muñecos que ella misma ha fabricado. Tras despertarse convertidos en figuras (uno de arcilla y la otra de madera) el matrimonio conoce al Dr. Hakim, un misterioso libro del amor parlante que instará a la pareja a unir sus fuerzas y a trabajar como un equipo para resolver sus diferencias y así poder romper el hechizo. 

Lo realmente especial de esta obra es que se abordan temas tan serios como la separación de una pareja, sus encontronazos, incompatibilidades y rifirrafes de una manera ligera y desenfadada. El argumento es bastante original y no está muy sobado en esto de los videojuegos. Además, el desarrollo de la narrativa es magnífico y te lleva de la mano durante toda la aventura. La historia está tan bien llevada que en muchas ocasiones da la sensación de estar viendo una película de Pixar o semejantes.

It Takes Two es diversión y variedad

En cuanto a su jugabilidad It Takes Two demuestra estar muy por encima de muchos exponentes de su mismo género. El control de los personajes es, sencillamente, sublime. Los saltos plataformeros están tan pulidos que hasta una persona no entrenada en los videojuegos puede disfrutar al mismo nivel que una persona que lleva jugando años y años. Prueba de ello es que yo lo he probado con mi pareja y ha sido ella la que me ha propuesto continuar jugando una partida tras otra, a pesar de no ser muy fan de este mundillo. Y le ha encantado.

Es una aventura de acción y plataformas en 3D tan variada y versátil que es imposible aburrirse con ella. A lo largo de sus 14 o 15 horas de duración integra mecánicas de todo tipo de géneros, lo cual lo convierte en algo realmente especial. Para no entrar en demasiados spoilers y con ánimo de que sea el propio jugador el que lo vaya descubriendo sobre la marcha sólo mencionaremos que podremos encontrar momentos donde pasaremos de un juego de aviones a uno de peleas 1vs1 en cuestión de segundos, pasando por shooters, carreras o incluso niveles musicales. Todos y cada uno de ellos realizados con un mimo sobresaliente. 

¿Ya se ha acabado?

Sin embargo, este podría ser uno (quizás el único) de los inconvenientes del juego. Al ir cambiando de pruebas o mini juegos constantemente es posible que suframos una ligera frustración. No me refiero al hecho de tener que ir aprendiendo mecánicas nuevas contínuamente ya que el manejo es tan bueno que no nos costará más de unos segundos aprenderlas. Es más bien la tristeza que se siente cuando, una vez cogido el truco, dejas atrás la prueba que te estaba encantando y empiezas una nueva. Las situaciones son tan divertidas que el tiempo se te pasa volando y da mucha pena que, cuando mejor te lo estás pasando, el juego cambie y te presente otras cosas nuevas. Siempre te queda la sensación de que le podrían haber sacado más jugo y te deja con ganas de más.

Los mini juegos y las cinemáticas se desarrollan a pantalla única.

La pantalla partida va camino de convertirse en marca de la casa

Al igual que el anterior juego de Hazelight Studios este título también se desarrolla a pantalla partida, juguemos en modo local en la misma televisión u online a través de la red. Como ya ocurriera con A Way Out la división de la pantalla responde a una necesidad de organización entre los dos jugadores. En casi todos los escenarios necesitarás ver lo que tu compañero está haciendo para poder coordinar sus movimientos con los tuyos y acabar con éxito el nivel. Esto no supone ningún inconveniente jugable y se está convirtiendo, poco a poco, en marca de la casa

No obstante, resulta curioso que los mini juegos que nos vamos encontrando al explorar los escenarios se desarrollen en una sola pantalla, tal y como se jugaba en los tiempos antiguos a los videojuegos cooperativos. Son siempre pequeñas pruebas que aportan un pequeño grado de “pique” a las tantísimas horas de cooperación del juego. Se ejecutan jugador contra jugador y harán las delicias de aquellas personas más competitivas, asegurando en la mayoría de las ocasiones unas altas dosis de risas.

La mayor parte del gameplay de It Takes Two se ejecuta a pantalla partida

Potencia gráfica y excelente rendimiento

El título luce realmente bien en Xbox One pero en Series X ya es una delicia. Los gráficos son tan detallados y coloristas que, como hemos mencionado anteriormente, nos parecerá estar dentro de una película de animación. Cody está hecho de arcilla y May de madera, con pelo de lana. Esto no haría falta que nadie nos lo dijese porque se aprecia con total claridad cuando estamos jugando. Las texturas están a un nivel que roza la excelencia. Se puede distinguir perfectamente cuando algo es de tela, metal, madera o plástico. Además, el juego de luces también está a un nivel altísimo y nos proporcionará momentos realmente mágicos: destellos en las superficies, rayos del sol entrando por la ventana de la habitación y otros momentos que no desvelaremos que os dejarán con la boca abierta.

Asimismo, el juego va muy fluido. Tiene situaciones rápidas y vertiginosas y todo se mueve de maravilla, con total suavidad. Es verdad que en determinados momentos las físicas de los personajes con algunos elementos en pantalla no funcionan como deberían pero esas situaciones son muy puntuales, casi residuales, y no afectan ni lo más mínimo al desarrollo normal de la aventura.

Mención aparte para un doblaje magistral

El apartado sonoro también es excelente. Los efectos sonoros están a buen nivel y junto con unas melodías de lo más variadas proporcionan una magnífica sensación de inmersión. Pero lo que es de otro planeta es el doblaje (al inglés) del título. ¿Estamos ante el mejor doblaje de personajes del mundo de los videojuegos? Pues no seré yo quien diga que no. Joseph Balderrama (Cody / Dr. Hakim) y Annabelle Dowler (May) realizan en esta obra un trabajo colosal, aportando una naturalidad muy pocas veces vista en un videojuego. Creo que es de las pocas veces que no vamos a echar de menos un doblaje a nuestro idioma. Mención especial al personaje del Dr. Hakim que tiene claros orígenes hispanos y resulta realmente gracioso.

«Es imposible, y citadme con esto, aburrirse con este juego»

Así rezaban las declaraciones más contundentes de Josef Fares sobre It Takes Two hace apenas unos meses. Y, tras probarlo durante un montón de horas, no podemos hacer otra cosa que darle la razón. It Takes Two, el nuevo título de Hazelight Studios y EA Originals es una aventura de plataformas y acción en 3D sobresaliente. Un juego que cuenta una historia madura, actual y muy humana con un desarrollo alegre, trepidante y frenético. Y sobre todo, lo más importante: ¡es divertidísimo!

Desde Área Xbox lo recomendamos sin dudarlo a cualquier tipo de jugador. Su enorme variedad de situaciones y su excelente manejo permitirán ser disfrutado casi por cualquier persona, sea diestra o no en esto de los videojuegos. Y esto es muy importante al tratarse de un título que es exclusivamente cooperativo ya que todos los puzles están pensados para resolverse con la ayuda de un segundo jugador. En relación a esto, el juego incluye el ya conocido Pase de Amigo que nos permitirá jugar con otra persona online sin necesidad de que ésta tenga una copia del juego.

No dejéis pasar la oportunidad de probar el que, según los pronósticos de la redacción, será un firme candidato a juego del año 2021.

It Takes Two

39,99 €
9.2

GRÁFICOS

9.0/10

SONIDO

8.5/10

JUGABILIDAD

10.0/10

Pro.

  • DIVERSIÓN. Así, con mayúsculas
  • Gráficos preciosos y detallados y un doblaje espectacular
  • Una historia muy bien narrada

Contra.

  • No termina de profundizar del todo en alguna mecánica
  • Algunos mini juegos no están a la altura de los mejores
  • No tener una Series X para gozarlo al máximo

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Gamer desde los 80. Amante de los animales y el buen cine. Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas. A veces salgo en películas por detrás.

Entradas relacionadas

Un comentario sobre «Análisis de It Takes Two»

  1. […] obtener más detalles del título recomendamos leer este extenso análisis libre de spoilers de It Takes Two que realizamos hace semanas en Área Xbox. Además, os dejamos a continuación los tuits originales […]

Deja tu comentario