Capcom confirma la censura de Resident Evil Village en Japón

Tras la última presentación del nuevo Resident Evil Village, el hype por el nuevo survival horror ha crecido más si cabe en la comunidad de videojugadores. Ethan Winters regresa para enfrentarse, en esta ocasión, a una villana de lo más carismática, Lady Dimitrescu. A este personaje, hay que sumar un más y mejor que lo visto en la séptima entrega, y eso implica también más violencia. Más sangre, más violencia, y por lo tanto, más escenas «censurables» en algunos países. Este será el caso de Japón.

Un Resident Evil sin decapitaciones

Como ha confirmado la propia Capcom en su blog de «preguntas frecuentes», Resident Evil contará con una importante censura en Japón. El país del sol naciente contará eso sí, con dos versiones del videojuego. Esto se debe a la tabla de clasificación japonesa «CERO», lo que ha afectado a otros títulos anteriormente. La versión «CERO D», será para jugadores de 17 años o menos, mientras que la «CERO Z» será para jugadores de 18 años o más. Además, ninguna versión tendrá decapitaciones. Ambas tendrán menos sangre y gore que los lanzamientos occidentales del juego, y se eliminarán algunas escenas prohibidas.

La censura de la violencia en los videojuegos es algo que ocurre a menudo en Japón. Dicha tabla «CERO», que es la que limita estos contenidos, ya habría servido para hacer lo mismo con otros lanzamientos, limitando la «excesiva» violencia y sangre. Por lo tanto, estos hechos con Resident Evil Village no pillan ni mucho menos por sorpresa. Capcom promete que, a pesar de estas restricciones, «básicamente no hay diferencia en el contenido del juego con respecto a la versión en el extranjero».

Os recordamos que Resident Evil Village se lanzará en Xbox Series X/S, PS5, PS4, Xbox One y PC el 7 de mayo. Síguenos en nuestra web para seguir de cerca las noticias sobre este y otros videojuegos de Xbox.

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

He viajado a mundos que jamás creeríais, acabado con enemigos que escapan a todo misticismo. He sentido mi pulso acelerarse con cada batalla, y el suspiro de quien sabe que tendrá que volver a levantarse. Siempre hay un villano esperando, una aventura a la vuelta de la esquina. Por eso nunca he dejado de vivir, porque sigo jugando.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario