Lunes de Gamepass: Donut County

Una semana más llega Lunes de Gamepass, y esta semana os traemos Donut County. Uno de esos indies de autor con solera, divertido y fresco, ideal para empezar la semana con buen humor.

Donut County es un juego indie que fue lanzado el 28 de Agosto de 2018, el juego llegó al servicio Gamepass de Microsoft a principios de este mismo 2021. Su autor Ben Esposito, trabajó durante seis años en sus ratos libres hasta finalizar el título. Puede que el nombre os suene, pues Esposito también es el creador de What Remains of Edith Finch, otro indie consagrado. Es una maravilla encontrarse propuestas como Donut County, que aunque breve, es fresco, sencillo y divertido a rabiar.

Sé el agujero

La cosa es la siguiente, controlamos un agujero del suelo que tiene que tragarse todo lo que aparece en pantalla. Este agujero empezará siendo pequeño cuando empezamos una fase, y según vayamos dejando caer cosas dentro se hará más y más grande. Pasaremos de solo poder tragarnos una pequeña caja, después una piedra más grande, y así hasta el punto de absorber edificios enteros. Tras finalizar cada pantalla, que nos llevará muy poco tiempo, acumularemos experiencia e iremos descubriendo más de la historia.

Tan fácil, sencillo y directo como suena. Eso sí, tiene más “chicha” de la que parece, encontramos pequeños puzzles e interacciones dentro de cada fase que nos sacarán más de una sonrisa. También tenemos la “trashopedia”, una suerte de glosario de todos los objetos que nos hemos tragado, con unas descripciones divertidísimas de cada uno de ellos.

El humor está presente todo el juego, tanto en su alocada trama como en lo que nos encontramos manejando el agujero. No quiero contaros nada aquí de las distintas sorpresas que nos aguardan en cada fase, ya que podría considerarse spoiler. Merece la pena descubrirlo uno mismo, además no nos llevará más que un par de horas completar el título, sin duda alguna principal punto negativo del juego.

Donuts y mapaches desconsiderados

La historia de Donut County nos sitúa en una pequeña ciudad habitada por animales. El mapache protagonista, BK, regenta la tienda de Donuts local. Mediante una aplicación descargada en su smartphone que permite crear agujeros en el mundo real, BK, en su empeño por conseguir una alta puntuación, hunde la ciudad en el caos hasta terminar tragándose la ciudad entera.

Las escenas cinemáticas del título nos muestran a la comunidad viviendo a 999 metros bajo tierra después de ser tragados por el agujero. Cada fase nos cuenta la historia personal de un vecino, en la que cada uno narrará como fue tragado por el agujero y acabó en el abismo. Así, cada vez que un vecino cuente su historia, pasaremos a controlar el agujero y jugaremos esa fase. Las conversaciones entre vecinos y los intentos de nuestro mapache por escaquearse de sus actos es uno de los puntos más divertidos del juego.

Donut County,una experiencia breve y divertida

Como ya hemos dicho, el mayor pero que se le puede poner a Donut County es su duración. Si pasamos eso por alto, nos encontramos con un juego de una estética irresistible, en el que el humor es su principal baza, e impregna todos los componentes. La sencillez de su mecánica es algo bueno, y es divertídisimo ver como podemos ir tragando objetos (o personajes) cada vez más grandes, y como estos reaccionan a lo que pasa a su alrededor.

Donut County es una experiencia que no podemos dejar de recomendar. Si sois usuarios de Gamepass no podéis dejar pasar por alto esta joya de la escuela indie de autores independientes, aún más teniendo en cuenta su duración.

Más juegos os esperan en nuestra sección Lunes de Gamepass, así que no dejéis de visitar Área Xbox.

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Madrileño y de Carabanchel. Amante de los gatos, la fantasía y la ciencia ficción. Me cuesta no jugar a todo lo que se me pone delante.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario