Análisis de Gods Will Fall

Gods Will Fall, es la última propuesta de Clever Beans y Deep Silver, que como siempre llega a España de la mano de Koch Media. Este peculiar lanzamiento nos traslada directamente a la mitología celta. En un mundo donde los dioses han dominado y gobernado a la humanidad con puño de hierro, unos pocos clanes quieres sublevarse.

En este punto, cuando una humanidad sometida por dioses oscuros, se hace una pregunta ¿deben morir los dioses? Esta cuestión nos lleva directamente a la premisa de este título. Encarnando a un grupo de 8 supervivientes que llegan a la tierra de los dioses, tendremos que hacer frente a una ingente cantidad de desafíos. Todo ello, para erradicar a las 10 deidades que nos esperan en cada una de las mazmorras de Gods Will Fall. ¿Seremos capaces de acabar con los dioses?

Arte celta

Lo primero que podemos destacar de este Gods Will Fall, es su apartado artístico. En sí mismo, el apartado gráfico de este juego es bastante mediocre, es decir, no esperes ver un portento gráfico. No obstante, su buen hacer en la dirección artística, palia a la perfección estas carencias y nos dejan disfrutar de un título sólido y que nos deja ver grandes escenas.

Asimismo, este arte, se deja ver, no sólo en los escenarios sino en los diferentes enemigos a los que tendremos que hacer frente durante nuestra travesía. Las deidades en sí, cuentan con un fantástico diseño y reflejan la oscuridad que se oculta en ellas.

Por otro lado, acompañando a esta dirección artística encontramos un fantástico trabajo de doblaje. A pesar de no estar en castellano, (todo lo demás sí lo está) el trabajo es soberbio y casa a la perfección con lo que intenta transmitir este juego. De igual forma, el apartado sonoro cuenta con un fantástico acabado que viene aderezado por una genial banda sonora. Todo ello, hace que estemos ante un título muy completo en este apartado.

Rumbo a la tierra de los dioses

Tras una breve introducción, Gods Will Fall nos traslada a una travesía que tiene como objetivo llegar a la tierra de los dioses. Lamentablemente, de todos los guerreros que parten para hacer frente a estas deidades, sólo 8 logran alcanzar la isla. El resto perece debido a una tormenta convocada por los propios dioses.

Ahora bien, ya en tierra comienza nuestra andadura. Un viaje que nos pondrá las cosas muy complicadas desde un primer momento. Con nuestros 8 guerreros, tendremos que movernos por la isla, decidiendo a qué deidad haremos frente. Una propuesta simple, pero que está llena de matices como veremos en este análisis.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que este lanzamiento es principalmente un ARPG con mecánicas roguelike. ¿Cómo funciona esto? Pues bien, nuestros 8 guerreros iniciales son aleatorios, esto significa, que cada uno contará con un arma propia y con habilidades únicas. En lo referente a las armas, tenemos que mencionar que el juego ofrece un buen arsenal (espadas, lanzas, hachas o mazas). Además, cada una de ellas funciona de una forma particular, por lo que debemos elegir sabiamente con qué guerrero intentaremos abatir a cada deidad.

Por otro lado, en lo referente a las habilidades, todas ellas son pasivas, es decir, funcionarán sin la necesidad de que tengamos que activarlas. Al igual que en el caso anterior, será clave elegir bien para superar los retos a los que haremos frente.

Un camino por decidir

Tras reunir e indagar un poco en nuestros personajes, es hora de ponerse manos a la obra. El mapa de la isla, nos ofrece desde un primer momento la localización exacta de cada uno de estos diez dioses, es más podemos ir a por cualquiera de ellos en el orden que nos plazca. Eso sí, no todos los dioses y mundos son igual de poderosos, por lo que tendremos que identificar qué camino seguir para que nos resulte lo más sencillo posible.

Una vez elegido el primer dios al que queremos hacer frente, nuestro grupo de guerreros se reunirá frente a la puerta a la espera de ser elegidos. En este momento de reunión, es posible que vivamos algún evento que haga que nuestros personajes mejoren o por el contrario empeoren sus atributos. Por ejemplo, si nos acercamos a la mazmorra de la diosa Morrigan, es posible que uno de nuestros protagonistas haya soñado con la entrada de la mazmorra, por lo que el miedo se apodera de él y perderá parte de su vigor (puntos de vida). Este tipo de eventos hacen que el juego gane mucha profundidad, ya que da la sensación de que evoluciona a cada paso del jugador.

Ya dentro de la mazmorra, el juego se desenvuelve con unos controles sencillos pero que requerirán tiempo hasta dominarlos. Contamos con dos tipos de ataques, uno ligero y otro pesado. A parte de esto, tenemos un botón con el que poder dashear y otro para saltar. Este dash, se puede utilizar a su vez para realizar un contraataque. Cuando un enemigo vaya a iniciar su ataque, si dasheamos hacía él, podremos realizar un parada perfecta, lo que nos permitirá acabar rápidamente con el enemigo.

Gritos de berserker

Además de lo anterior, el combate tiene su esencia propia. Y es que la obra del estudio británico nos propone recuperar nuestra salud a base de golpes. Me explico. Nuestra salud, se muestra a través de una especie de cuadros que se sitúan en la zona izquierda de nuestras pantallas. Cuando nuestra vida (vigor) descienda, podremos recuperarlo si golpeamos a los enemigos. Cuanto mayor sea la combinación, más vida podremos recuperar, así como que podremos obtener algunas bonificaciones temporales. Pero ojo, para que todo esto ocurra tendremos que pulsar LT y así realizar un grito de guerra.

Esta mecánica conocida como grito de sangre es muy interesante, ya que hace que muchas veces el jugador tenga que decidir si utilizar el grito o bien intentar aumentar el combo para obtener mayores bonificaciones. Aparte de esta mecánica, el juego nos permite utilizar las armas de los enemigos caídos. En este sentido, podemos utilizarlas como un arma normal o bien arrojarlas al enemigo.

Todo esto viene acompañado con una buena cuota de dificultad. Elegir el camino adecuado es vital para avanzar en la aventura, ya que aunque desde un primer momento los enemigos pueden acabar con nosotros de unos pocos golpes, entrar en la mazmorra equivocada puede ser un auténtico suicidio. Es por ello, que el juego nos ofrece un sistema de progresión muy interesante. Al acabar con una deidad, podremos obtener nuevas armas y habilidades. Por tanto, podremos hacer frente a cada vez mayores retos, depende de nosotros fraguar nuestro propio camino.

Combates desafiantes

Los combates en Gods Will Fall son por lo general muy desafiantes. Es por ello, que tenemos que medir a la perfección cada uno de nuestro movimientos. Mención a parte tienen los jefes de esta aventura, y es que, cada uno de estos 10 dioses ofrece un desafío muy diferente al anterior.

Eso sí, aunque por lo general el juego es duro, también nos da la opción de facilitarnos las cosas debilitando a las deidades antes de hacerles frente. Para ello, podemos eliminar al resto de enemigos que habitan en la mazmorra. Eliminar a los vasallos del dios hará que su vida sea menor, por lo que es una interesante forma de invitar al jugador a explorar cada rincón.

Otra de las facilidades que nos ofrece Gods Will Fall es que cuando uno de nuestros guerreros muera en la mazmorra, puede ser rescatado una vez acabemos con la deidad correspondiente. Ojo, siempre y cuando el golpe que hayamos recibido no haya sido letal. Si el golpe con el que perdemos nuestro vigor tiene un haz rojo, se tratará de un golpe letal y nuestro personaje habrá muerto definitivamente.

En definitiva Gods Will Fall

Gods Will Fall es un juego que logra innovar y traer un soplo de aire fresco a los juegos con mecánicas roguelike. Estamos ante un lanzamiento que no sólo cuenta con una fantástica ambientación, sino que cuenta con algunos puntos en su jugabilidad realmente interesantes. Sus 10 deidades están recreadas con mucho mimo y ofrecen diferentes desafíos para el jugador. La tensión de sumergirte en la mazmorra de cada dios viene en aumento gracias a las interacciones que se viven previamente por parte de nuestros guerreros. No obstante, no es un juego perfecto, ya que su apartado técnico es un tanto limitado, algo que viene acompañado de ciertas imprecisiones del control, principalmente en los saltos. Por todo lo demás, estamos ante una muy buena propuesta con la que disfrutar numerosas horas. ¿Podrás salvar a la humanidad? Si te ha gustado este análisis, recuerda que tienes muchos más justo aquí.

Gods Will Fall

7.5

Gráficos

6.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Pro.

  • Un soplo de aire fresco
  • Fantástica ambientación
  • Las interacciones con los personajes antes de adentrarnos en una mazmorra
  • Es todo un placer buscar nuestra ruta perfecta
  • Sus 10 deidades

Contra.

  • Algunas imprecisiones en el control
  • Su apartado técnico

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Psicólogo amante de los juegos cooperativos, el RPG y de disparar a todo aquello que se mueva.

Entradas relacionadas

Un comentario sobre «Análisis de Gods Will Fall»

Deja tu comentario