Razer Junglecat. Echamos un vistazo al nuevo periférico para xCloud

Xbox ha irrumpido con fuerza en el mundo del videojuego en streaming. Jugar en la nube a los exclusivos de Microsoft es ya una realidad para todos, desde que el servicio se incluyó oficialmente en Game Pass. Como es lógico, el servicio también aprovecha el resto de títulos de otras compañías. No importa si lo haces desde una tablet, tu consola o un smartphone, ahora no hay límites para disfrutar del servicio de suscripción de Xbox. Y menos con el Razer Junglecat

Una de las cuestiones que más dudas planteaban sobre xCloud, era la ergonomía. Poder jugar en un teléfono móvil o una tablet a títulos como Forza Horizon 4 o Grounded es una pasada, ¿pero qué hay de los controles?. Existen juegos concretos adaptados a botones táctiles, pero hay otros que se hacen prácticamente imposibles sin un mando convencional. Si bien el mando oficial de consolas es compatible mediante bluetooth, no deja de ser un componente algo aparatoso para ciertos usuarios. Por este motivo, marcas como Razer han desarrollado periféricos específicos para jugar con xCloud. Hoy vamos a hablar del nuevo Junglecat, uno de los más interesantes y ergonómicos del mercado.

El nuevo Razer Junglecat ya se encuentra disponible, puesto que se lanzó al mismo tiempo que xCloud, el 15 de septiembre. Sus formas están pensadas para hacer que la experiencia sea lo más cómoda posible. Con unas formas que recuerdan a la propia Nintendo Switch, este símil de joy con´s se acoplan a una carcasa en la que va introducido nuestro teléfono móvil.

¿Es el Razer Junglecat la «portátil» definitiva de Microsoft?

Los fans de Nintendo Switch reconocerán especialmente este diseño tan peculiar del Razer Junglecat. Estos mandos están compuestos por dos joysticks independientes, gatillos, botones laterales, un pad direccional, dos thumbsticks analógicos y botones estándar ABXY. En la parte inferior, hay un pequeño interruptor que activa los joysticks, y que sirve para emparejarlos.

La sensibilidad y la configuración de los controles son modificables, por lo que cada jugador puede adaptarlo a su estilo de juego. Estos cambios, pueden realizarse desde la propia aplicación de Razer Junglecat, disponible en Android. Incluso permite explorar los juegos que sean compatibles con este controlador.

La lista de juegos compatibles incluye varios clásicos de Sega, otros juegos ya probados en el dispositivo, ports de Final Fantasy para Android, o los populares Minecraft y Fortnite. También hay otros videojuegos que no figuran en la lista, pero que igualmente son compatibles. Desgraciadamente, aquellos que no pueden disfrutarse con este periférico no figuran en la lista ni se han especificado, pero están ahí. Es una pena que se haya quedado a medio camino en este sentido.

Pese a que los joysticks se encuentra ubicados de forma simétrica en la parte superior, todo está diseñado para emular de la mejor forma posible los botones oficiales de Xbox. Su funcionamiento es inmediato, y permite disfrutar sin esperas de muchos de los títulos del servicio de suscripción. Por otra parte, está la batería. Sus más de 100 horas de duración, son toda una bendición para el usuario, al igual que el peso y el tamaño, muy contenidos.

Un mando polivalente

El Razer Junglecat está pensado para todo tipo de experiencias. Tan disfrutables son los juegos más complejos a lo Monster Hunter, como aquellos de menor dimensión como puede ser un clásico de plataformas. Sin importar la precisión que requieran, el mando se ha concebido para explotar al máximo cada título.

Otra ventaja es, que estos joy con´s pueden acoplarse de diferentes formas, como sucede en la Nintendo Switch. Es posible acoplarlos como un pad convencional, dividirlos en dos mandos independientes o bien situarlos a ambos lados de la carcasa con nuestro teléfono móvil. También es cierto que el mando tiene pequeños defectos, como la ubicación simétrica de los joysticks. En el caso de la Nintendo Switch, siguen el mismo patrón que los del mando original de Xbox, pero en este caso, habrá que acostumbrarse. Queda también en el aire si con el tiempo, se acabarán resintiendo como ha ocurrido en algunos casos con la híbrida de Nintendo.

¿Merece la pena el Razer Junglecat?

Actualmente, debéis saber que hay otras opciones en el mercado, aunque esta es sin duda una de las más atractivas. Por diseño y ergonomía, es una de las mejores apuestas a tener en cuenta para jugar en la nube de Xbox. Uno de los principales inconvenientes con respecto al uso en teléfonos móviles, es que las carcasas para acoplarlos son muy limitadas. Y no me refiero a su producción, sino al número de teléfonos compatibles. Por poner un ejemplo, la carcasa del Samung Galaxy Note 9 no está disponible en Europa. Una solución idónea, sería que Razer las comercializara por separado.

Por otra parte, está el precio y el uso que penséis darle a este periférico. Si su uso está destinado casi al 100% al teléfono móvil, puede ser una compra interesante. Pero si disponéis de una tablet compatible, quizá os venga mejor el uso del propio mando oficial de Xbox One. Además del mayor tamaño de estas pantallas, resulta más eficaz el uso del mando tradicional mediante bluetooth. El precio estándar es de 60€, mientras que el Junglecat se encuentra a un precio de 119,99€ en Amazon en el momento en que se publica este artículo.

Si preferís conocer otras alternativas o periféricos tan atractivos como este, en Area Xbox tenéis un artículo repasando algunos de ellos. Incluimos precios e información adicional sobre los dispositivos.

Ficha del producto

Compatibilidad (SO)Android ™ 7.0 Nougat o superior
Windows® 8.1 o superior
Dispositivos compatibles (Carcasas)Razer Phone 2
Samsung Galaxy Nota 9
Samsung Galaxy S10 +
Huawei P30 Pro
ConectividadBluetooth
Batería100 horas de uso. Carga mediante cable USB-C
ContenidoAplicación de configuración, dos controladores separados, base central, estuches para dispositivos móviles, cable de carga USB-C
Precio habitual100-120 euros

Entradas relacionadas

Deja tu comentario