En Series S los juegos ocuparán hasta un 30% menos

Tras un largo tiempo de espera, Xbox reveló recientemente su nueva consola, la Xbox Series S. La hermana pequeña de Series X ha dado mucho que hablar, y generalmente muy bien. La mayoría de los usuarios se han mostrado satisfechos por el precio y sus características, lo que no es de extrañar, ya que mantiene las principales características de Series X. Disfrutar del Ray Tracing o de la función Quick Resume, son solo algunas de las virtudes de esta versión más económica de la consola de Microsoft.

Uno de los pocos puntos que más dudas levanta, es su memoria SSD. Si bien en el caso de Series X contaremos con 1TB, este modelo ve reducido el número a los 512GB. Se prevé que los juegos de nueva generación ocupen más espacio, y de ahí la preocupación de buena parte de los usuarios. También cabe recordar que esta consola está orientada únicamente al formato digital, por lo que muchos piensan en que tendrán que borrar y reinstalar sus juegos constantemente.

Un as bajo la manga de los desarrolladores

En una reciente entrevista con IGN, el director de administración de programas de Xbox, Jason Ronald, dejó unas declaraciones de lo más interesantes. Afirmó que los tamaños de instalación deberían ser significativamente más pequeños en Series S que en su hermana mayor. Aproximadamente, serían un 30% más pequeños, permitiendo aprovechar aún más su SSD.

«Nuestra expectativa es que los desarrolladores no envíen sus mapas MIP de más alto nivel a Xbox Series S, lo que reducirá el tamaño de los juegos»

Jason Ronald

Esto se debe a que los desarrolladores no necesitarán incluir el paquete de textura 4K para la Series S, pues apunta a una resolución máxima de 1440p. Se trata de una adaptación similar a la intrageneracional. La función Smart Delivery detecta si estamos jugando un juego en Xbox One o Xbox Series S / X, y automáticamente ofrece una instalación optimizada para dicha consola. En este caso, sucede lo mismo pero dentro de la familia de consolas de nueva generación. En este sentido, la flexibilidad queda en manos de los desarrolladores, que son los que deben asegurarse de que existan unas configuraciones adecuadas a cada consola.

La nueva Xbox Series S podrá adquirirse por un precio más reducido de lo esperado, a penas 299€. La consola de próxima generación más barata del mercado podrá reservarse a partir del 22 de septiembre. Aquí tenéis toda la información al detalle sobre la máquina de Microsoft.

Síguenos en AreaXbox.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario