Análisis Mask of Mists

Imaginad un mundo medieval donde la magia y la fantasía se abren paso para inundar cada uno de sus resquicios; pues eso es Mask of Mists. Algo ha roto el equilibrio, y todo indica a un experimento fallido de uno de los archimagos de la academia. Los portales para viajar de un lugar a otro han sido alterados, y nada se sabe del hechicero, que desapareció mientras llevaba a cabo sus investigaciones en el territorio infectado. Una zona que tiempo atrás, había sido expuesta a unos niveles desmedidos de magia.

Con Mask of Mists, 9 Eyes Game Studio nos propone actuar como mercenarios, siguiendo el rastro del archimago extraviado. Nuestra misión, será la de encontrarle y descubrir los misterios de esta tierra mágica y misteriosa. Recorreremos espacios abiertos, mazmorras y casas abandonadas en busca de respuestas. Una aventura llena de misterios y también de enemigos. Todo ello para hacernos con un extraño artefacto y dar con el archimago perdido.

Una producción modesta

Hay indies e indies, pero en este caso, hablamos de un juego muy modesto, que busca otorgar una experiencia entretenida sin andarse por las ramas. En su apartado visual, diría que es de los que apuestan por unos gráficos «cartoon», una solución vistosa que siempre funciona. El juego es muy colorido, y aunque los escenarios suelen estar muy vacíos, lo disimula con unos entornos atractivos. En cuanto a la interacción con el medio, hablaré de ello más adelante.

Mask of Mists

En Mask of Mists, jugamos como un mercenario, así que aunque empecéis desarmados, pronto encontraréis un arma y otros elementos para añadir a vuestro inventario. Tanto el propio inventario como el resto de menús lucen bien y hacen muy sencilla la navegación a través de ellos. Diseños que no nos complicarán la vida, dando agilidad a las partidas. Con la interfaz sucede lo mismo, y lejos de ser intrusiva, aporta la información necesaria sin afectar a la jugabilidad, que recordemos es en primera persona.

Más limitados son los diseños de los enemigos, que además de aparecer en poquísimas cantidades, no hay mucha variedad de los mismos. Desde un principio, salta a la vista que el título no plantea una experiencia más retante o que nos haga comernos la cabeza. Sin embargo, se agradecería un peldaño más en este sentido.

Sonido y textos

Mask of Mists es un videojuego indie, pero llama la atención que a día de hoy, existan unos pocos como este que no cuenten con traducción al castellano. Pero dejando a un lado esto, el resto de idiomas disponibles son muy escasos, aunque como mejor opción tendremos el inglés. Dentro de lo malo, debéis saber que los textos son muy leves, aunque requieren un mínimo nivel para entender la trama como es lógico.

La narrativa es bastante escueta, y se muestra de manera escueta en pantallas puntuales. El tono de «cuento de hadas» es evidente desde un principio, y se mantiene hasta el final. Todo contado mediante las líneas de texto mencionadas, junto a algunas ilustraciones que parecen dibujadas a mano.

La ambientación y su aspecto desenfadado, viene apoyada por una melodía que nos acompaña constantemente. Esta se vuelve un poco repetitiva y cansina cuando llevamos unas horas jugando, pero hay casos mucho peores. Hay pocos cambios o efectos sonoros, y se suceden cuando atacamos a los enemigos o empleamos algún ítem concreto. En definitiva, no es un juego demasiado cultivado en este apartado, pero cumple.

Una jugabilidad sencilla pero divertida

Este título de aventura y acción en primera persona, basa su jugabilidad en tres pilares principales; las mecánicas de combate, los rompecabezas y la relación del medio con el inventario. Al ponernos en la piel de un mercenario, tendremos que hacernos con armas para defendernos en el universo que se nos propone. No hay que dejarse llevar por lo bonito del entorno, ya que los enemigos nos aguardan en diversos escenarios. Siendo sencillo, resulta divertido el manejo de la espada, y aunque los enemigos no presentan mayor complejidad, es muy satisfactorio acabar con ellos. A medida que avanzaba, descubrí nuevas armas, aunque esto deberéis descubrirlo vosotros mismos.

En cuanto a los rompecabezas, son una constante en la aventura. No son demasiado exigentes, pero algunos sí que requieren un mínimo de exploración. Al final, la lógica nos hará resolverlos con una gran facilidad. Incluso si nos adentramos en ciertos edificios o mazmorras, la mayor dificultad será la posible desorientación que podamos sufrir. Encender unos candeleros en el orden correcto o encontrar ciertos elementos ocultos son un poco la tónica general de estos puzles.

Por último, la interacción con el medio y la gestión del inventario serán también otra de las bases de Mask of Mists. La cantidad de elementos con los que interactuar es un tanto escasa, pero encontraremos varios por el camino que tendrán su importancia en la trama. Algunos aportan ciertas ventajas, mientras que otros se limitan a nuestro propio sustento, como son las pociones de salud. Por otra parte, existen objetos que serán necesarios para completar los puzles y avanzar en la historia. El inventario será un espacio habitual donde abastecernos y también gestionar elementos clave. Cabe destacar que no hay indicaciones de hacia dónde ir o qué hacer si nos perdemos, aunque no son estrictamente necesarias.

Duración

Este tipo de propuestas, suelen apostar por una experiencia breve pero que sea lo más divertida posible. En muchos casos existe una rejugabilidad o un componente online/cooperativo que hace volver al usuario. Con Mask of Mists esperaba al menos unas misiones secundarias u otros objetivos como aliciente. Algo a lo que agarrarse para un regreso justificado, pero no ha sido así.

Si bien la aventura es entretenida dentro de lo que son sus ambiciones, el videojuego no otorga más de 3 o 4 horas de entretenimiento. Como decía unas líneas más arriba, la dificultad no es ni mucho menos elevada, todo lo contrario. Incluso en los puzles, se ha echado en falta algo más de elaboración. Es una experiencia bastante cortita, y aunque tiene un precio aceptable, creo que se le podría haber sacado más jugo a un título que, de por sí, alberga un interesante potencial.

Conclusión

No podemos pedirle a un juego de estas características un imposible. Quizá la duración o el nivel gráfico estén en cierto modo justificados, pero en temas jugables, aún siendo bastante simple en su planteamiento, necesita de un pulido extra. La cámara es muy incómoda desde el principio, y aunque uno poco a poco se adapta, no debería suponer tal esfuerzo para quien lo juega. Los controles por otra parte, son algo toscos, pero tampoco es el fin del mundo. Al final, me queda una sensación de que quizá la idea no es mala, pero no acaba de estar todo lo bien ejecutada que debería. Tampoco ayuda la falta de contenido, ya sea en misiones secundarias o en la propia trama principal.

Con Mask of Mists encontraréis una aventura sencilla, entretenida, pero que no logra ese calado en el usuario como sucede con otros videojuegos. Se trata de un título apto para todos los públicos con el que pasar un buen rato, pero que no va más allá aún teniendo una interesante base para ello. Me da que 9 Eyes Game Studio ha perdido la oportunidad de ofrecer una obra más completa y trabajada de lo que ya tienen.

Mask of Mists

14,99€
4.9

Gráficos

6.0/10

Sonido y textos

4.0/10

Jugabilidad

5.7/10

Duración

3.7/10

Pro.

  • Un mundo vistoso y colorido
  • Jugabilidad sencilla y divertida

Contra.

  • No hay traducción al castellano
  • La cámara es un poco mareante y cuesta acostumbrarse
  • Los tiempos de carga y las ralentizaciones son constantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *