Party Hard 2: ¡Acaba con todos!

Bienvenidos al análisis de Party Hard 2, el último título de Pinokl Games que nos propone enfrentarnos a una trama con sigilo, acción, y muchas, pero muchas ganas de acabar con todos.

¡Que estás jugando en inglés!

Mi partida más breve. Morí a los 6 segundos.

Algo que apreciaréis en muchas capturas, es que tengo los textos en inglés. Si, así es, inicié el juego, cargué el primer nivel y me puse a jugar. Y no me di cuenta de que el juego estaba en inglés. Los primeros niveles me divirtieron tanto que no me percaté del idioma de los textos. Y esto es bueno. Evidencia algo. Que la jugabilidad es extremadamente fluida. Pocos tiempos de carga, y unos controles muy simples que a la vez permiten una variedad casi infinita de acciones y desenlaces. Las acciones básicas son:

  • Recoger objetos
  • Usar objetos
  • Atacar
  • Moverse y mirar alrededor

Y solo con eso ya es posible completar muchas, muchas misiones. Antes de nada, que no cunda el pánico, podemos cambiar el idioma de los textos a español/castellano desde el menú, incluso si ya estamos en medio de la partida.

¿Cuál es el objetivo del juego?

Como no podía ser de otra forma, todavía no he mencionado en que consiste el juego: es sencillo. Matar y matarlos a todos. Nos ponemos en el papel de una persona normal que, por las circunstancias, se convierte en asesino. No voy a descubriros la trama, puesto que es interesante jugarla e ir avanzando por uno mismo. No es una historia extremadamente innovadora, pero no importa, porque el gameplay habla por sí mismo.

A lo largo del juego, fui descubriendo que, para completar nuestro objetivo principal de matarlos a todos (digo principal, porque hay muchas misiones secretas muy interesantes de diferente temática) no valen solo los controles básicos. Party Hard 2 nos ofrece un sandbox bastante interesante.

Durante nuestras misiones podremos realizar muchas acciones, como por ejemplo craftear nuevos objetos a partir de otros. De esta forma, la exploración cuenta con una gran importancia, ya que fabricar ciertos objetos como consumibles o un molotov nos vendrá genial.

Otro de los detalles a destacar de este Party Hard 2, es lo orgánico que se siente. Existe una buena relación entre elementos inflamables (ácidos, aceites, gasolina, cajas de municion, granadas) y el fuego. Es todo un placer ver como todo interactúa entre si.

Piensa y ejecuta

Uno de los puntos principales de este juego es la necesidad de ser discreto, es por eso que contamos con algunas acciones que nos lo facilitan. Podemos bailar para poder mezclarnos entre la gente o bien utilizar objetos para interactuar con los demás.

Una mecánica que no observé hasta bien avanzado el juego es que, podemos intoxicar a los fiesteros, paralizar a guardias de seguridad con pistolas eléctricas, o utilizar ciertos objetos a algunos NPCs para que nos empiezen a seguir.

Para poder asesinar a un gran número de enemigos de una sola vez, podemos utilizar la habilidad de asesino, que varía de personaje a personaje. La visión de asesino nos permite buscar objetivos y ver objetos de interés.

En cierto nivel me quedé sin objetos incendiarios para completar el objetivo (destruir un camión). Tuve que apanármelas haciendo un camino de gasolina y reventando un altavoz para que prendiese la gasolina y así llegase hasta el vehículo.

Estas y otras acciones nos permiten diseñar una estrategia diferente para cada nivel, dependiendo de los objetivos que haya que completar.

Existen niveles donde la fórmula cambia y no debemos matar a nadie. Tal vez es un nivel de boss (jefe de zona), o debemos perseguir a un objetivo clave por el metro, saltando entre vagones y utilizando un GPS. La variedad de misiones es muy alta.

Gráficos absolutamente brillantes

Party Hard 2 es un juego pseudo-2D en cuanto a gráficos. Tiene un estilo pixel-art muy detallado, hay esfuerzo y tiempo detrás de todos los sprites y escenarios. Cierto es, que las mecánicas son 3D. Podemos movernos en todas las direcciones, subir a otras plantas de edificios, escondernos detrás de cajas o vehículos, etc.

El mundo 3D se combina a la perfección con personajes e interfaces 2D pixel-art

La iluminación hace maravillas y también lleva dedicación. Las sombras de nuestro personaje cuando pasamos por fuentes de luz, nos hacen conscientes de la tridimensionalidad del mundo. Y te llevan a pensar: ¿Habré explorado todo en este nivel o habrá algo oculto detrás de algún objeto?.

También así, las explosiones, fuegos, y partículas (chispas, burbujas en el ácido,…) son acordes al estilo y otorgan más realismo al nivel.

Creo que tenemos el aspecto gráfico que un juego de este tipo necesita: que no sea simple, que se vea bonito y permita jugar, y que no sobrecargue la vista. Con una serie de colores fijos asociados a acciones/eventos, como el azul y rojo para la policía, o el verde para los aliados.

Música y Audio

Si hay algún punto en el que puedo ser crítico con este título es en la música. No es mala, pero puede llegar a ser repetitiva. Cada nivel tiene su propia música (¡bien!) pero en algunos niveles vamos a morir mucho y la música <<ratonera>> de discoteca de algunos niveles nos va a acabar molestando (mal).

Por el contrario, los efectos de audio se salvan. Adecuados y acordes a las acciones de nuestro asesino. Cuchillazos, explosiones u objetos ardiendo suenan de forma fiel a la realidad.

Re-jugabilidad y Desafíos Ocultos

En Party Hard 2 existen varias funcionalidades con las que aumentar su duración. Lo primero es que disponemos de 4 personajes diferentes, cada uno con habilidades y características distintas. 2 de ellos, debemos desbloquearlos según progresemos.

Personaje Kao Tech desbloqueado al completar cierta misión

Cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras. Durante todo mi recorrido en el juego, he utilizado casi en exclusiva al personaje «Party Hard Killer» que es el personaje por defecto y con el cual transcurren las cinemáticas. También he utilizado a Kao Tech, pero al ser un alienígena del espacio exterior, se hace algo más complejo pasar desapercibido y aumenta la dificultad de los niveles.

Por otro lado tenemos el caso de la dificultad. El juego nos permite seleccionar entre dos dificultades, normal y difícil. Pero en este caso, la dificultad «normal» de por sí no es precisamente pan comido. He utilizado exclusivamente este modo, ya que de base cuenta con una dificultad bastante elevada.

Busca y rebusca

A todo esto, se le debe sumar que existe una serie de desafíos ocultos que no aparecerán marcados en la lista de objetivos y debemos encontrar nosotros. Estos desafíos sirven a dos propósitos: 1. Añadir mucha re-jugabilidad a los niveles y 2. ampliar el juego, puesto que es necesario encontrarlos todos para completar al 100% Paty Hard 2. En este sentido, son especialmente interesantes, pues cada nivel tiene uno o más, y todos tienen una narrativa detrás. Son una especie de misiones secundarias pero que son muy entretenidas y pueden otorgarte objetos para superar con mayor facilidad el objetivo principal.

En conclusión. Estamos ante un juego con mucho potencial para volver a revivir todos los niveles, algo que yo mismo me he encontrado haciendo en muchas ocasiones. Un buen punto a su favor.

Conclusiones

Party Hard 2 es un título tan versátil y extenso, que siento que no he podido describir todas las mecánicas brillantes o desafiantes que tiene. Pero esto no es malo, pues así puedes descubrirlas por ti mismo e ingeniártelas para encontrar la forma de completar los niveles.

En términos generales, recomiendo encarecidamente este juego, pues simplemente es divertido, desafiante, bonito y está bien balanceado. Morimos lo justo y nos comemos el coco pensando una estrategia para completar los niveles más enrevesados.

Recuerda que puedes consultar los últimos análisis en Area Xbox para descubrir auténticos juegos que merece la pena jugar, o títulos que evitar.

Party Hard 2

19.99€
7.7

Gráficos

9.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Pro.

  • Divertido. Muchas mecánicas que ir descubriendo
  • Logros entretenidos y factibles
  • Niveles desafiantes en contraste con niveles más sencillos
  • Gráficos acordes

Contra.

  • Música algo repetitiva
  • Traducciones no 100% fieles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *