Análisis de Tony Hawk´s Pro Skater 1+2

A día de hoy ya está casi todo dicho sobre lo que supuso Tony Hawk´s Pro Skater. El título de Neversoft, no era solo una obra patrocinada por el patinador de skate más mediático del mundo. Se trataba de un videojuego que representaba a una cultura en alza con una sensación de rebeldía y libertad capaz de enganchar a niños y adolescentes. De todas las edades y de toda clase social.

Y es que su trascendencia traspasó la consola y la pantalla. Junto con la imagen de Tony Hawk, abanderó una pasión que se extendía por los medios y la industria como la pólvora. Incluyó ropa, marcas y patinadores oficiales, y eso te hacía creer que eras un Skateaboarder de verdad. Te hacía creer parte de ese deporte tan exigente que tanta práctica necesita. Y es por eso, en gran parte, que también tuvo ese éxito.

Cualquiera podía jugar. Con un personaje en pantalla que se mueve solo, trucos espectaculares pulsando dos botones y ritmo frenético con objetivos que te llevaban a progresar constantemente. También, podía ser exigente. Si te lo proponías, podías ir a por las puntuaciones más altas en los mapas o a por las cintas escondidas. Esto te obligaba a aprenderte los escenarios, con todos las rutas y las zonas dónde obtener mejores puntuaciones.

Los mapas eran «modernos», congeniaban con la idea de juventud, y te emplazaban a patinar en un instituto o universidad, hangares o almacenes. En estos, y reforzando la idea de la recompensa, encontrábamos zonas secretas y Easter Eggs que nos emocionaban y nos implicaban.

Jugar a Tony Hawk´s era estar en la «onda». Por todo lo mencionado y por lo que aportaba a la vertiente social del «boca a boca». Tardes de amigos con la consola para conseguir la puntuación más alta con orgullo.

Todo esto era Tony Hawk´s Pro Skater 1 y 2.

Remakear las sensaciones

La primera alegría que nos entrega este remake es la de sentir que todo sigue igual. Por supuesto, no todo, todo, puesto que hay mejoras en referencia a los dos juegos originales, pero si la esencia. Es un placer de otro mundo coger el mando y sentir que el movimiento es idéntico, las sensaciones las mismas. Los trucos se hacen como antaño.

Hacía años que no jugaba a un Tony Hawk´s, y en un minuto me he sentido como ese adolescente imberbe que pasaba las tardes con su PSOne. Una delicia total. Y es que no solo en el control. Los escenarios son los mismos con un lavado de cara actual pero con el mismo diseño de escenarios que tanto divertía. Nada de lo que hacía bueno al juego ha cambiado, y aún así la obra no se siente «vieja».

Jugar a Tony Hawk´s en el 1999, era jugar al típico juego de moda. ¿Que qué quiero decir con esto? Veamos. Tenemos objetivos que cumplir, tales como puntuaciones y hazañas. Luego hemos de recolectar objetos y por último, necesitamos haber recolectado un numero determinado para avanzar en la «aventura», para llegar al siguiente nivel. ¿No os suena todo esto? El mismo esquema que se desarrolla en videojuegos 3D o de mundo abierto de la época.

Es curioso, pero esto ayudaba a la sensación de competitividad. Y también a la diferenciación entre usuarios, llevando al grado experto a los más hábiles.

Tony Hawk´s Pro Skater 1+2 nos aporta de nuevo el mismo frenetismo y los mismo coleccionables en el mismo sitio exacto, salvo alguna sorpresa. No solo eso sino que la técnica y los trucos de cada usuario podrán realizarse del mismo modo que lo hacían más de 20 años antes.

Patinando hasta el 2020

Los gráficos están actualizados y acompañados del uso de una paleta de colores colindante al estilo de la cultura del monopatín. Las texturas pueden pecar de ser sucias o no estar definidas del todo en momentos determinados, sobretodo cuando hablamos de los escenarios, pero en general se puede disfrutar como un título con un buen acabado artístico.

Disponemos de un modo editor para crear nuestro personaje, que si bien no está entre los mejores modos de creación de la industria de los videojuegos, cumple y nos permite crear al patinador personalizado idóneo. Esto se verá reflejado tanto en el aspecto exterior como en las habilidades de nuestro competidor. Y es que igual que en las entregas en las que se basa este remake, podremos mejorar las habilidades de nuestros patinadores mediante puntos que obtenemos en los escenarios.

A parte, el plantel de patinadores con el que el juego cuenta es muy amplio, combinando leyendas del Skate como el mismo Tony Hawks, Steve Caballero o Rodney Mullen o los añadidos de la nueva escuela como Aori Nishimura o Nyjah Huston. En total 21 patinadores de base con sus propio estilo y postura.

Juega con amigos hoy en día

Hablando de añadidos, el modo Online aporta una vertiente multijugador que le sienta genial a un título de estas características. Este modo en linea, ofrece un modo competitivo a través de internet en el que se disputan pruebas que nos enfrentan a otros jugadores del mundo. Estas son variadas, y van desde los modos clásicos, como jugar a hacer el mejor combo o hacer más puntos en una partida de dos minutos, a pruebas «contemporáneas» como ser el jugador que «pinta» más partes de la pista.

Falta saber si este contenido se irá actualizando y si se añadirán nuevos modos, pero definitivamente es un acierto. Y lo es si tenemos en cuenta que contrasta directamente con el punto flaco de la obra: su duración en modo individual. Y no es que no vayas a estar horas si es la primera vez que juegas al título o eras muy pequeño o negado con sus antecesores. El problema viene por ser idéntico en todo a sus referentes.

Por tanto, si exprimiste en su día el juego original, y fuiste de los que se pasaban las tardes enganchado al mando solo o con tus amigos, podrás realizar los mismos combos, en los mismos espacios, con las mismas puntuaciones. Y saberte todo esto, hará que el título termine en un suspiro para ti.

Por suerte, el editor de parques se ha actualizado con respecto al ya añadido en la segunda parte de la serie. Ahora podemos crear pistas con todo tipo de contenido para patinar. Estas creaciones pueden ser subidas a los servidores del juego, por lo que pueden ser disfrutadas por todos.

Y el todos, sigue estando. Porque si aún tienes contacto con esos amigos con los que disfrutabas en tu adolescencia, o has hecho nuevos, con gustos afines, podréis gozar de un modo a pantalla dividida que es motivo de felicidad absoluta para los amantes del coop.

Música en el mp3 de tu historia

La música cerrará mi análisis, otorgándole así el respeto que se merece. Ya a finales de los noventa, los videojuegos de Tony Hawk´s eran revolucionarios en el apartado sonoro. Con unas pistas como «Superman» de Goldfinger o «Papa Roach» de Blood Brothers eras transportado a sonidos nuevos y únicos dependiendo de la región del mundo en la que te encontraras.

Pues bien, este apartado sigue igual de potente desde el minuto uno, llenándote de energía y ganas para «grindear» toda barandilla que te encuentres por el camino. Con temas añadidos que actualizan la B.S.O, no es extraño que te sorprendas buscando la lista en Spotify. No habría mejor homenaje a la época por lo que representó en su día el soundtrack.

El juego de siempre

Hacía meses que no me picaba tanto conmigo mismo para conseguir un objetivo en un videojuego, y eso es algo que Tony Hawk´s Pro Skater 1+2 me ha devuelto. Con todo el cariño del mundo, un imprescindible.

Sigue todas las noticias y nuestros análisis en AreaXbox.

Tony hawk´s Pro Skater 1+2

44,99
8.7

Gráficos

8.0/10

Sonido

9.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Pro.

  • El frenetismo de siempre
  • El reto de superación personal
  • La brutal B.S.O

Contra.

  • Si jugaste mucho a los clásicos se te hará corto
  • La falta de contenido nuevo para que eso no pase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *