Análisis de Lair Of The Clockwork God

La industria de los videojuegos, es propensa, y más en los últimos años, a crear fusiones de géneros para intentar innovar en las obras. Por eso mismo, llegar a clasificar los títulos es cada vez más difícil. Lair Of The Clockwork God mezcla géneros y humor, mucho humor. Y no se esconde de nada. De hecho, uno de sus principales pilares es la auto consciencia, saber que ofrecen, y traspasar la cuarta pared en una obra brillante llena de originalidad.

Un juego difícil de definir

Alrededor de 10 horas de juego, desarrollado y distribuido por Size Five Games, un estudio independiente británico especializado en los juegos point and click, con un apartado artístico pixel-art y lineas de diálogo desternillante.

Esta pequeña reseña, sería la adecuada y justa para que jugar a Lair Of The Clockwork God fuera una sorpresa. Y es que se trata, al menos para mí, de uno de los mejores juegos del año, y el factor de desconocimiento ha jugado un papel fundamental en esa apreciación.

Entonces, ¿como hablar de un juego sin querer mostrar nada que pueda perjudicar a la experiencia de los usuarios? Esta es la pregunta que lleva dos días rondándome por la cabeza.

Así que voy a intentar contar lo mínimo posible, pero advierto, que aún así, el siguiente contenido puede tener leves spoilers.

Mucho más que un género

Para estructurar la base principal del juego usaré un ejemplo exagerado: imagina que estas jugando a un título de fútbol y de repente el plano pasa a 2D. Luego has de sortear objetos, y la finalidad es rescatar a una princesa. Algo del estilo nos presenta Lair Of The Clockwork God, extremando las fórmulas. Ahora imagina que el jugador de fútbol del juego mencionado, es conocedor de su identidad como personaje virtual y está orgulloso de ello, pero el defensa de su equipo se siente a gusto con este cambio de género

Este humor irreverente y tan «meta» es una de las señas de identidad más remarcadas. Pero no solo eso, y es que el juego es inteligente a la hora de trabajar con los géneros, ofreciendo una experiencia digna y muy satisfactoria de todas las vertientes que ocupa.

Integrarnos en la aventura es un logro y un acierto

En el juego tenemos dos personajes jugables, por si el ejemplo no ha dejado claro este aspecto. Cada uno de ellos cuenta con habilidades muy dispares, propias de, tal y como se ha comentado, géneros distintos. Y el acierto es hacernos sentir que estamos dentro de cada uno de los géneros que el juego quiere abarcar gracias a sus cuidadas mecánicas. También, gracias a la exposición del guión y los hechos, aunque en este aspecto, hay una nota negativa, y es que el título, que tiene un peso narrativo muy alto, solo está en inglés, algo que puede ser un repelente para algunos usuarios.

Volviendo a las bondades que nos ofrece la obra, si en parte hemos dicho que los sistemas de juego funcionan a la perfección y nos sitúan en todo momento en el «mundo» en el que debemos estar, es también gracias al humor inglés que destila el título. Y es que te aseguro que no llegarás a estar más de tres minutos sin, al menos, una sonrisa cómplice.

El audio es otro motivo que nos sumerge en la aventura, y es que es apropiado para cada una de las situaciones que llegamos a vivir. Por supuesto, todo ayuda a integrarnos en la obra y sentirnos más próximos a estos problemas existenciales que tienen los personajes.

Huyendo de la zona de confort

Pero, principalmente, hay una temática que destaca por encima de todas. Es la confrontación directa de los personajes con la industria del videojuego a partir de fases, diálogos y escenas. Este apartado está tan bien llevado, que si eres amante del mundo de la industria, se te harán cortas las 10 horas de juego. Y no solo eso, una vez más te sentirás representado y sentirás a los dos personajes. Y es que, estos dos personajes, representan a los dos desarrolladores jefes de Size Five Games, y la misma obra se entiende como una conversación en un bar a las 20:00 de la tarde. Con 8 pintas cada uno, quizás si, pero sin dejar en ningún momento de teorizar sobre el mismo tema.

Y es que, está claro que si llegas a un título como este has de ser amante del medio. De otro modo es difícil que te sientas atraído a probarlo, a no ser que estés obligado a ello. Entonces, el juego es para esa persona que está sentada en la mesa de al lado de Ben y Dan, los desarrolladores. Que está sentada y furtivamente se queda a escuchar.

Víctimas de la industria

Somos parte de un rueda de lanzamientos catalogados y a veces poco reconocidos. Solemos dirigir nuestra mirada a los buques insignia, y aunque sea lógico, a veces perdemos la visión periférica que tendría que acompañarnos en cada elección u opinión de nuestra vida.

No se si he conseguido hacer un análisis o ahora tú, como lector, entiendes un poquito más Lair Of The Clockwork God. Pero si se que, al menos, si he encendido una pequeña chispa en ti para interesarte por el juego o para ver al menos un gameplay, estaré feliz.

Puedes leer todos nuestros análisis aquí. No olvides revisar toda la información en AreaXbox.

Lair Of The Clockwork God

19,99
8.8

Jugabilidad

9.5/10

Historia

8.5/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.5/10

Pro.

  • Un juego único
  • El diálogo del medio
  • Las mecánicas de juego
  • El humor irreverente

Contra.

  • No está traducido al castellano
  • Algún mínimo error de programación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *