Análisis de Project Warlock

¿Os apetece disparar a mansalva a enemigos varios con una estética noventera al más estilo Doom y con una música que seguramente se os quede pululando unos buenos días? Project Warlock es vuestro juego. De la mano del desarrollador Buckshot Software y la editora Crunching Koalas nos llega este fantástico título. Hace un tiempo ya lo pudimos ver para PC en Steam y hoy mismo llega a Xbox One.

El juego nos pone en la piel de un hechicero que tiene que librar al mundo del mal, para ello debemos viajar por distintas épocas y destruir a ese llamado «mal». Como consecuencia terminaremos esta epopeya en el infierno, donde nuestro héroe tendrá que enfrentarse al mismísimo Satanás.

Project Warlock mima cada detalle

Gráficamente nos encontramos un FPS muy «a los 90» sobre texturas en pixel art de una talla impecable. De hecho podemos añadirle a la imagen varios filtros para adecuarlos más a la imagen de aquellos años, con scanlines y demás, muy chulo.

El título se desenvuelve muy bien, es rápido y frenético, muy al estilo Doom, de hecho se ve una clara inspiración en el. Los sprites son planos y se utilizaron cero polígonos en el, algo que le da aún más valor, acercándolo muchísimo a los juegos de aquella época. Esto se traduce en un movimiento suave y muy fluido. Sin duda, uno de los aspectos más trabajados del título.

Los enemigos están muy bien diseñados, da gusto verlos. Además contamos con una variedad bastante interesante de ellos. Tanto de enemigos individuales como de jefes. Estos últimos nos pondrán las cosas mucho más difíciles.

Acompañando a todo esto, estamos ante un título que no teme mostrar su violencia. Al igual que los clásicos de los 90, la sangre y las vísceras son una de sus marcas de identidad. Project Warlock, tiene todo para convertirse en un clásico instantáneo para todos aquellos amantes del Doom original.

«Project Warlock, tiene todo para convertirse en un clásico instantáneo»

Los escenarios también están muy conseguidos, realmente este estudio se esforzó en ello, y cuando algo se hace bien, se nota. Más aún si tenemos en cuenta la gran variedad existente entre ellos, así como todos los recovecos con los que cuentan. Algo que sin duda ha heredado del mítico Doom.

Un apartado sonoro espectacular

La música de este título combina melodías rockeras con sonidos retro de la época, y esta combinación la hace de una forma magistral. Tanto la música de la pantalla de título, como la que suena cuando estamos disparando por doquier es realmente buena y pegadiza.

En cuanto a los efectos de sonido el título también se defiende muy bien, quizás no tanto como el nivel de la BSO pero es muy decente. Los disparos suenan bastante bien y están equilibrados en cada arma que encontremos. Algún que otro quejido de cierto enemigo resulta gracioso añadiéndole otro puntito más al título.

A nivel de textos y traducción, el juego viene totalmente localizado al castellano. Aunque existe alguna que otra palabra que está sin traducir, seguramente lo corrijan en próximas actualizaciones.

Rápido y directo

La tónica de los indies en lo que suelen destacar siempre, es en su jugabilidad y este no podía ser menos. El título es muy divertido y placentero, aunque a veces se nos haga algo tedioso por su dificultad ya que tiene una pega. No podremos guardar la partida hasta completar una serie de niveles y poder volver a la base.

Cada uno de los episodios consta de subepisodios, y cada uno de ellos cuenta con un número de entre 2 y 4 niveles. Como decíamos, si perdemos todas nuestras vidas, hayamos hecho lo que hayamos hecho empezaremos de nuevo desde el principio, algo que a muchos invitará a dejar los mandos y ponernos a jugar a otra cosa. Eso si, por si Project Warlock llega a frustrarnos contamos con un modo de dificultad más fácil.

Contamos con algún que otro elemento RPG ya que podemos subir ciertos atributos a nuestro personaje, como también poder mejorar las armas. Algo a tener muy en cuenta para que cuando vayamos avanzando en los niveles no nos quedemos atrás con los enemigos más fuertes y los jefes de turno (algunos de ellos bastante frustrantes).

A destacar también la ambientación y los enemigos ya que en cada episodio es distinto y eso le da una variedad al título verdaderamente satisfactoria, no parece el típico juego «pasillero» en el que matar y listo. Hay que pensar e ir con cuidado, no sabemos lo que nos podremos encontrar al girar la esquina.

Conclusiones

Nos encontramos un indie muy trabajado, nos hará pasar unas horas muy divertidas, el trabajo que ha hecho Buckshot Software con este FPS es de una calidad tremenda. Claro está, el juego no podía ser perfecto y cuenta con algunos fallos, pero para nada empañarán nuestra experiencia.

Project Warlock es sin duda un verdadero homenaje a los FPS clásicos de los 90, con una banda sonora magistral y un diseño gráfico muy a la altura, si a eso añadimos el bajo precio que tiene se nos hace muy apetitoso catar esta experiencia que estamos seguros, no dejará indiferente a nadie.

Si os ha gustado este análisis, recordad que tenemos muchos más aquí mismo.

Project Warlock

14,99€
8

Gráficos

9.0/10

Sonido y textos

7.5/10

Jugabilidad

7.5/10

Pro.

  • Divertido y frenético
  • Un pixel art impecable
  • Diseño de enemigos muy trabajados

Contra.

  • Algún que otro error de traducción
  • Si perdemos todas las vidas, habrá que comenzar de nuevo

Acerca del autor

Web | + Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario