Análisis de The Persistence

The Persistence, desarrollado por Firesprites, te ofrece una experiencia en primera persona de horror survival, en un rougelike procedural. Y todo esto con unos gráficos 3D con una gran calidad en diseño, tanto de escenarios como de enemigos que además son tan diversos como temibles.

Para los que no tienen claro el concepto de procedural, esto quiere decir que la experiencia de juego es teóricamente única en la medida en que te cambia los mapas cada vez que entras, y eso quiere decir que diseña todo de nuevo. Diablo, cualquiera de de la franquicia, lo hace. Esto es lo que más o menos The Persistence te ofrece como parte de tu experiencia de supervivencia.

En la práctica eso quiere decir que tienes en frente una nave que nunca es la misma cuando la exploras, pues cada vez que mueres cambia. O sea que es virtualmente infinita. La historia va de que eres un clon generado por la inteligencia artificial de la nave, que te ha regenerado porque la nave está varada al lado de un agujero negro. Pero en la nave hay una máquina que está produciendo clones sin alma, como bestias que solo quieren matar (AKA Zombies). El narrador de la historia es la IA de la nave, Serene. Y nosotros seremos Zimri Eder, un clon de la oficial de seguridad de la nave.

The Persistence fue desarrollado inicialmente como experiencia VR, y que por jugarlo en una Xbox One X, no sé cómo vaya esto. Lo cierto es que lo que ofrece con un TV de 44», en 4k, y con auriculares, de verdad que llega a ser una experiencia inmersiva y terrorífica. Este es uno de esos juegos que me tomó por sorpresa para bien. Logró hacerme sentir angustia, terror, desesperación. Pero además motivación para seguir adelante hasta lograr cada uno de los objetivos.

La atmosfera del terror espacial

Image

Este juego no es Alien pero vaya que es un juego diseñado para hacerte sufrir. Tanto por su gameplay que te hace sentir vulnerable, como por la atmósfera que crea, que además tiene distintos momentos. Por un lado tienes una nave, luminosa pero en la que estás sola. La nave tiene un diseño lleno de detalles que te dan una experiencia de ciencia ficción completa. Y en momentos son cubiertas en perfecto estado, en otras deteriodas con pisos rotos. Las peores son esas que por su deterioro están totalmente oscuras.

Digo las peores porque al estar tan bien logradas, causan mayor terror. Además de que siempre están acompañados de un diseño sonoro mucho más que apropiado. Estás en cada momento escuchando cómo los monstruos gruñen, o te persiguen. Y cada monstruo tiene su sonido especial, de manera que puedes distinguirlos por sus sonidos. Hay uno que llora como un niño de diez años y mientras lo escuchas no podrás evitar sentirte de nuevo frente a una de esas clásicas escenas de película de terror.

The Persistence mezcla muy bien el terror, la angustia con la ciencia ficción. Su premisa pueda no ser la más original, pero el desarrollo de esta está muy bien logrado, dándote una nave en la que el terror te asalta en cada momento tanto por sus visuales como por su diseño sonoro y su soundtrack que aunque no brilla especialmente, cumple plenamente su función de aterrarte.

Se trata de morir muchas veces para aprender de tus errores.

Image

Lo primero es lo que te dice el juego, que es difícil, que se trata de morir y morir y aprender de los errores. Y que solo a partir de eso vas a completarlo. Así que vamos, que el juego desde el inicio no te miente, porque si algo va a pasar es que vas a morir. Mientras aprendes cómo defenderte de esos monstruos. Y luego mientras aprendes a defenderte de los demás, que cada vez son más grandes o más mortales.

A nuestra disposición tenemos una gran variedad de armas, que, sin embargo, no están algo así como a la mano. De hecho, lo único que tenemos a mano es un extractor de células madre y un traje que nos da un escudo contra daños con una duración limitada. Lo demás lo deberemos encontrar o fabricar. Y cada vez que muramos, todo lo que hemos conseguido se perderá para dejarnos al inicio con nuestro extractor de células, que, todo sea dicho, es una gran arma cuando aprendes a manejarlo, y cuando solo viene de un enemigo por vez.

Pero lo cierto es que la mayoría veces, aunque hayas entendido el combate, terminarás muriendo. Sobre todo porque no sabes lo que te espera en cada uno de los pasillos de la nave que guarda The Persistence. De hecho, el título del juego te lo dices, se trata de perseverar para hacerse mejor. Para aprender las trampas que hay escondidas y cómo evitarlas. Y cómo eliminar a cada uno de los enemigos.

El sistema de progresión es un castigo a ti como jugador

Impresiones de The Persistence, un Survival Horror ex-VR que nos ...

Aquí hay tres maneras de hacerte mejor para jugar. La primera es la que tiene que ver con tu habilidad para manejar los retos del juego. Las otras dos tienen que ver con hacer mejor a tu personaje. Esto pasa por mejorar por un lado las capacidades del clon, como su salud, el silencio que es capaz de mantener mientras camina, el daño que puede producir por sus golpes cuerpo a cuerpo. Por otro, la mejora de su equipamiento base: el escudo, la pistola de células madre.

Las células madre serán la moneda para mejorar a nuestro clon. Y vaya que son difícil de conseguir. No porque no estén por todas partes. Sino porque a pesar de eso, no serán suficientes nunca para las mejoras que quieres hacer. Los costos de cada mejora son bastante altos, así que tendrás que jugar mucho para conseguir la cantidad necesaria para que tu clon sea mucho mejor que el inicial. Lo bueno es que aunque mueras, lo que consigues de células madre o material de fabricación se guarda.

Tanto para mejorar nuestro equipo base como para fabricar armas debemos conseguir algo que llama el juego «fabichips» (así en español), que están por la nave. Y además, debemos encontrar unas máquinas que fabrican armas de diferentes tipos. No todas las máquinas fabrican de todos. Y en las que solo podremos fabricar una unidad de un arma específica. La variedad de estas es enorme, y eso lo hace un gran elemento de jugabilidad. La dificultad para conseguirlas lo vuelve un reto.

Que si esto es justo o no, bueno depende del tipo de juego que prefieras. The Pesistence es un juego para los que les gusta sufrir.

Conclusión

Análisis de The Persistence ··· Desconsolados

Este es uno de esos juegos que me tomó por sorpresa. No lo tenía dentro de mi radar, y tampoco me emocioné al recibirlo para analizar. Debo decir además que la primera media hora jugándolo aún no estaba convencido. Pero no por algún defecto del juego, sino porque tenía puesta mi mente en otro tipo de gameplay, esperando de este juego que fuera un shooter. Pero esto no es un shooter. Aún cuando puedas disparar.

Lo que ofrece The Persistence es una experiencia de supervivencia en el espacio llena de horror, angustia y frustración. No es un juego para cualquiera, aunque, todo sea dicho, tiene un modo asistido que te da acceso a toda la historia pero con enemigos más débiles y con un sistema de progresión más amable. La cosa es que ir por ese camino implicará que no tengas ningún logro.

El principal fallo, sería que por el hecho de ser procedural, los escenarios comenzarán a hacerse repetitivos. Y, cómo al final te la pasas entrando y saliendo, los enemigos no llegan a ser tan variados como quisieras. Pero nada de esto arruina para nada la experiencia de juego. Son solo un límite natural para un juego como este, que en lo que ofrece, da una gran calidad.

Además de la historia, el juego te ofrece rejugabilidad por medio de ampliar las dificultades al completar. Porque si no te bastó con sufrir con la dificultad inicial, aún puede ser mucho más difícil. Además de esto, durante cualquiera de tus partidas podrás elegir cumplir desafíos en vez de pasar la aventura.

Yo lo veo como un juego que si te gustan los survival horror deberías comprar. Porque te va a hacer disfrutar cada minuto con él en medio de angustias y tortura. Una vez te acostumbras a su sistema de armas y mejoras, y a su sistema de combate, este juego te comenzará a dar diversión por montones.

Y bueno, eso es todo. Si te gustan este tipo de juegos, te recomiendo el análisis de Daymare 1998, ese juego indie que nació del proyecto de hacer un remake no oficial a Resident Evil 2. El mismo que murió lo de que se anunciara la versión oficial de Capcom.

Estamos en Opencritic donde puedes encontrar este y otros de nuestro análisis. Otros análisis que pueden interesarte en nuestra web.

The Persistence

29,99
8.2

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.5/10

Jugabilidad

8.0/10

Pro.

  • Gran atmósfera de terror por sonido y ambietación
  • Jugabilidad retadora y bien pensada

Contra.

  • Por ser procedural puede llegar a ser repetitivo en escenarios
  • Tal vez hizo falta una mayor variedad de enemigos

Entradas relacionadas

Un comentario sobre «Análisis de The Persistence»

  1. […] los juegos que he reseñado de terror pueden encontrar algunos ejemplos de buenos juegos AA como The Persistence, Moons of Madness, Infliction: Extended Cut, u otros más modestos pero bastante buenos también […]

Deja tu comentario