Análisis Ash of Gods: Redemption

Ash of Gods es un juego de aventura del género roguelike desarrollado por AurumDust Studios y distribuido en nuestro país por Koch Media. Nos encontramos en Terminum un vasto mapa con multitud de regiones por descubrir. Durante mucho tiempo reinó la paz hasta que llega la Siega, un período en el que unos seres sobrenaturales llamados Segadores llega a Terminum.

Estos seres sobrenaturales están dispuestos a acabar con toda vida humana. Cuando se acercan, los humanos mueren desangrándose por cada uno de sus orificios. A algunos les aparece una marca azul en el cuello, si tienen esta marca están infectados y finalmente se vuelven locos y atacan a todo ser humano que les rodea.

Como podéis observar es un conflicto profundo, un trabajo que solo unos cuantos héroes pueden llevar a cabo. Terminar con los Segadores y poner paz en el mundo no será una tarea sencilla. Ash of Gods tiene unos gráficos de dibujos, tanto los escenarios como personajes estén pintados a mano. Los escenarios son ricos en detalles. Y los personajes que manejamos así como los enemigos están muy bien detallados incluso con arrugas en su ropa.

El Bien y el Mal se dan la mano en una Aventura épica

La región de Terminum es muy bella. Ante nosotros se nos abre una tierra basta, con multitud de sitios a dónde dirigirnos con números personajes y conflictos que resolver. Ash of Gods está completamente traducido al Castellano tanto los menús como la multitud de textos que aparecen en pantalla. algo que es de agradecer ya que posee una historia densa y rica en detalles que sería difícil de seguir si hubiese estado en inglés.

La BSO del juego nos ha enamorado. Decir que es hermosa, muchas veces nos ha dejado sin palabras. En serio tenéis que jugarlo para saber lo que os puede llegar a trasmitir. Durante los combates la música se vuelve tensa y dramática mostrándonos el momento difícil que tenemos delante de nuestras narices.

Los efectos de sonido están bien durante los combates pero sin duda no es lo más destacado del juego. Digamos que cumple sin más. Alaridos de muertes, sonidos al golpear dos espadas, empujar a enemigos, usar magias etc.

BSO increíble que te dejará sin palabras

Ahora entramos en materia en cuanto a su jugabilidad. Ash of Gods nos propone unos combates profundos. Se basa en un campo de batalla dividido en cuadrículas, por el cual se pueden mover nuestros personajes. Es muy sencillo, tenemos que eliminar a todos nuestros enemigos. Para ello cada uno de nuestros personajes tienen una serie de movimientos disponible, dependiendo de sus características. Y podemos elegir hasta a qué casilla deseamos moverlo.

Al principio de cada batalla tenemos el posicionamiento. Es decir, elegir en qué casilla queremos posicionar cada personaje. Esto es muy útil ya que podemos dejar a los personajes con más vida y potencia de ataque delante. Y los arqueros, magos, monjes o curanderos en la retaguardia para que nos vayan echando una mano durante los feroces combates.

Pasando a la acción, cada personaje tiene un tipo de ataque diferente, normal o más potente. Y uno defensivo con el cual podemos protegernos con nuestro escudo o poder lanzar un contraataque.

Combate por Turnos con cartas como aliadas

Tenemos nuestra barra de vida representado por el color rojo y un número que indica la vida total. Y la barra amarilla que nos indica la energía con la cual acometemos las acciones de ataque, defensivas o curativas. Realmente se hace muy intuitivo y no nos costará más de 1 o 2 combates para darnos cuenta de lo fácil que resulta su sistema y de las grandes posibilidades que tiene.

Durante el combate disponemos de nuestra propia baraja de cartas que podemos usar cada una según el turno. Se nos indica en la carta 1,2,3,4 etc. Estas cartas podemos recolectarlas durante nuestra aventura, teniendo en muchas ocasiones que conseguir por ejemplo 5-6 para poder tener esa carta en propiedad.

Cuando usamos una carta, cuenta como una acción de ataque o defensa con lo cual se nos termina nuestro turno. Los efectos de las cartas son muy variados, desde curarnos a nosotros mismos, quitar vida al rival, darnos mayor energía, etc. Muy importante cada uno de nuestros personajes si muere 4 veces en combate ya no podremos contar con él, es decir salen 3 marcas de calavera pues si al tener 3 nos matan pues podemos despedirnos de nuestro querido personaje.

Es por ello que antes de cualquier combate el juego nos da la opción de cambiar aquellos personajes heridos por personajes sanos digamos. De todas formas en las hogueras en los caminos podemos curarlos a todos. Deberemos de usar estirges que se nos descontarán del total que tengamos. Las estirges están en numerosos amuletos y sirven para protegernos y curarnos.

Durante combate y combate disponemos de una historia densa que se desarrolla con personajes diferentes, es decir vivimos un conflicto global pero que tiene varias sub historias que conforman la historia principal. Viviremos el conflicto desde diferentes perspectivas, cada personaje con sus propias inquietudes y objetivos. Al principio del juego de hecho nos preguntan por la dificultad si queremos centrarnos en la historia, una aventura normal como fue concebida o bien una experiencia más hardcore.

Ash of Gods también nos ofrece la posibilidad de comprar numerosos objetos a los mercaderes de las ciudades que vamos visitando. Cada uno de estos objetos tienen unas propiedades, digamos que un anillo puede darnos +2 de vida, un colgante +4 de resistencia y así, cada objeto podemos asignarlo al personaje que queramos, cada personaje puede equiparse con dos de estos objetos, muy útiles en los combates. Digamos que durante el juego se nos cuenta que estos amuletos nos protegen del mal y evitar en gran medida la siega.

La toma de decisiones es crucial

Durante nuestra aventura podemos seleccionar varios caminos, cada uno de ellos con sus trampas, enemigos o aldeanos que salvar. Nuestras acciones durante el juego nos otorgaran una mayor moral o menos dependiendo de nuestras decisiones.

Al ir ganando combates se nos suman puntos de experiencia que podemos ir desbloqueando por numerosas habilidades. Empezando por las más básicas a otras devastadoras que harán causar estragos en las fuerzas enemigas. Si salimos victoriosos podemos ganar objetos, experiencia e incluso cartas especiales que no serán muy útiles en nuestra aventura. Si por lo que sea nos matan podemos repetir el combate tantas veces como sea necesario.

Algo que nos llamo la atención es que podemos subir la dificultad de la siega, es decir la dificultad del propio del juego, que tengamos que usar más estirges de lo necesario, etc.

Ash of Gods puede completarse en algo más de 10 horas, dependiendo de lo que nos paremos a leer todos y cada uno de sus diálogos que conformar una rica y entretenida historia de corte medieval. Los tiempos de carga son casi inexistentes, es verdad que tienen no nos vamos a engañar pero carga bastante rápido lo cual hace que el juego incluso se haga más dinámico.

En conclusión Ash of Gods es un roguelike que a buen seguro encantará a las personas que ya han jugado a los Baner Saga que por cierto está la trilogía en Xbox Game Pass pero que también puede atraer al público que nunca haya tocado este tipo de juegos.

Si decidís adentraros en esta aventura encontraréis un juego muy satisfactorio perfecto para tomarnos un respiro de tanto shooter y adentrarnos en un mundo con una rica historia y un combate divertido y profundo.

Lo que si pensamos es que el juego podría haber salido más barato en consola, el mismo juego para PC se puede encontrar por 10 € o menos mientras que en Xbox One lo encontramos por 30 €. Sea como fuere si tanto si esperáis como si lo adquirís ahora habréis hecho una grandísima compra.

Ash of Gods: Redemption

29,99 €
8.3

Gráficos

7.0/10

Sonido

9.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Pro.

  • Una Gran Historia rica en detalles
  • Combate profundo aderezado con cartas
  • Una BSO que pone los pelos de punta
  • Tiempos de carga cortos

Contra.

  • Su Precio

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario