Análisis de Whipseey and the Lost Atlas

Whipseey and the Lost Atlas es un interesante juego de plataformas en 2D que recuerda esa escencia clásica de los juegos de la Nes. Distribuido por Blowfish Studios y desarrollado por una única persona, Daniel A. Ramirez. La primera impresión que genera este juego es que se trata de una versión contemporánea del clásico personaje de nintendo, Kirby. Porque evidentemente retoma elementos estéticos parecidos: el personaje es una pequeña bola rosada, las puertas entre las distintas partes de los niveles, y otras cosas más.

Sin embargo, Whipseey and the Lost Atlas es sin duda un juego original en su propuesta, ese tipo de originalidad que se consigue de retomar elementos del pasado para darles un nuevo sentido. El principal defecto de este juego, su sorprendentemente corta duración.

Gráficos

Este es sin duda un juego que busca generar una experiencia de juego semejante a la que se tenía frente a una Nes. Los gráficos que nos enconramos tienen un estilo de pixel art muy apegado a lo clásico, con un diseño detallado del escenario jugable y unos fondos muy cuidados. Hay una clara referencia al Kirby’s Dreamland de Gameboy en términos visuales.

Ver Whipseey es sin duda un viajar en el tiempo, tanto por el diseño de enemigos, que aunque no son demasiado variados, están bien hechos tanto en su aspecto, como en sus animaciones. En general, la animación de movimientos en Whipseey no tienen queja alguna, de manera que podemos disfrutar de un juego que visualmente puede divertir, siempre que, te agrade la estética de pixel art.

Los ataques de los enemigos, las animaciones de «disparos», son suficientes para la propuesta del mismo. Este es un juego que tienes que aceptar en términos visuales por lo que es, un regreso al pasado. Y esto quiere decir que no busca tener sorpresas de ningún tipo, ni innovar. Pero se nota que en su diseño se han tomado el cuidado suficiente. El diseño de niveles es lo necesariamente variado para la extensión del juego, que insistimos, es realmente corta.

Sonido

La música en Whipseey es sin duda encantadora. Logra sumergir al jugador en un mundo mágico, con una “ost”bien cuidada. Podría decirse que sus melodías son uno de los elementos destacados y que no llegan a aburrir, porque además tiene ese respeto por el espacio del jugador, y se mantiene sin invadir la experiencia de juego, pero mantiéndola conectada con lo que pasa a su alrededor. Es más, se puede decir que sus melodías nos resultarán tan agradables que incluso se queden sonando en nuestra cabeza.

Los efectos sonoros de golpes, saltos, y demás están bien dentro de su género. No hay queja dentro de su propuesta sonora.

Jugabilidad

Whipseey tiene la misma historia, las mismas dinámicas, los mismos enemigos y controles que tienen los juegos de plataforma con estilo retro. Podríamos decir que es como un Kirby, solo que el arma principal de Whipseey es un látigo que se puede usar para golpear a los enemigos desde una ligera distancia y descender lentamente de los saltos de altura.

La historia del juego es realmente sencilla y nos la muestran en un par de imágenes al inicio del juego. Después de descubrir un libro mágico, un niño llamado Alex es llevado a Whipseeyland, donde se transforma en Whipseey, el ser rosado y redondo que tiene un látigo. Con la ayuda de la princesa Alyssa, Whipseey se embarca en una búsqueda para recuperar orbes mágicos que poseen el poder de regresarlo a casa.

Y entonces eso es lo que más o menos estaremos haciendo en el juego. Recorreremos unos niveles que alcanzarán cierta diversidad, en los que deberemos llegar de un punto A a un punto B y nada más. Lo que variará será la dificultad, que en este juego, a pesar de tener una distruibuición no muy balanceada, suele estar alta.

La mecánica principal sobre la que se basa nuestro avance es el uso del látigo. Con este podemos causar daño a los enemigos o agarrarse de aros para desplazarnos a plataformas del escenario fuera de alcance. Algo que hace realmente falta en el aspeto jugable es que no dispongamos de otro tipo de habilidades, ni que se pueda mejorar tampoco ninguna de las que tenemos o adquirar otras.

El diseño de niveles de todas maneras significará un reto interesante. Por un lado encontrarás un mundo colorido que te irá descubriendo su lado oscuro: chuzos afilados, enemigos que te lanzan golpes a lo lejos y no puedes eliminar. Los enemigos suelen estar posicionados de manera que nos complican el avance, y nos generan daño a menos de que sepamos esquivalor con bastante habilidad.

Los controles son fáciles de comprender por su mismo diseño simple. Y esto lo hace un juego para todos. Aunque la dificultad puede tornarse algo elevada en ciertas instancias de los niveles. La queja respecto de los controles es que hay un grado muy pequeño de imput lag y esto puede llegar a molestar bastante. Sobre todo porque un juego de plataforma necesita controles que además de claros, y ojalá sencillos, sean precisos.

Duración

Este es un juego muy corto. Tiene muy pocos niveles, y se puede terminar en poco menos de una hora. Lo que es una de sus faltas más graves. Pues una vez comienza uno a adaptarse a su dificultad, se acaba. Lo que podemos decir al respecto es que hace parte de su estilo retro, juegos cortos que se alargan por su dificultad.

Conclusión

Whipseey and the Lost Atlas es un juego que puede resultarte entretenido si te gustan los juegos con estilo retro. Su costo es bastante reducido y la experiencia que brinda aunque no es novedosa, no deja de ser bien recibida.

Cabe la pregunta de sí el juego tiene lugar dentro de un mercado indie cada vez más saturado de este tipo de juegos. Pero a lo que parece apostarle el juego no es a competir con los títulos de mayor renombre dentro del mercado indie, sino entre títulos de menor categoría. Lo digo sobre todo porque es evidente que es un juego hecho con amor pero con recursos reducidos y que se queda en una propuesta simple pero divertida.

Whipseey puede no ser el juego más novedoso, pero seguro que pasarás un buen rato con él. El diseño de niveles, la música y las batallas con los jefes te ofrecerán un reto, aunque al final te parecerá que el juego se queda corto porque se acaba muy pronto.

Nota Final: 6

PositivoNegativo
Estilo clásico muy bien cuidadoNo es innovador
Música encantadoraCorta duración
Gameplay sencilloImput Lag

Podrás adquirir este juego a través de la tienda de Microsoft pulsando este enlace.

Acerca del autor

Web | + Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario