Samurai Shodown, el clásico renovado llega a la nueva generación

Este mes de marzo SNK nos trae una versión renovada del título que ya se lanzó en 2019 para Xbox One, Samurai Shodown(Samurai Spirits en Japón), que supuso el resurgimiento de esta saga. En esta versión para la nueva generación de consolas Microsoft, entre sus novedades cabe destacar sus mejoras visuales, de rendimiento (hasta 120fps en Series X) y algún contenido extra del primer Season Pass. Además, los usuarios que ya posean la versión de Xbox One podrán continuar su progreso guardado hasta la fecha, ya que es compatible con Smart Delivery.

Una saga clásica con marcadas diferencias

La saga Samurai Shodown es una gran conocida de las salas recreativas durante los años noventa, siendo Samurai Shodown II la más y mejor recordada. No se puede negar que la marca ha perdido lustre en los últimos veinte años, siendo este reinicio de 2019 el primer título de la saga en diez años (apartando de la ecuación juegos de smartphone).

Es un arcade clásico de lucha, en el que se combate con armas, pero con un enfoque diferente a otros referentes del mismo género. Haciendo honor a su nombre, es un juego de ritmo más lento, hay que poner pausa, controlar los espacios y primar la defensa sobre el ataque. La barra de vida puede bajar drásticamente con dos o tres golpes, y cada ataque enemigo puede ser el último. Tendremos que ser pacientes, chocar las espadas, y esperar el momento de apertura para atacar al adversario.

Dominar el arte del combate

Disponemos de tres ataques, flojo (X), medio (Y) y fuerte (B), además de las patadas (A), que a pesar de débiles nos sirven para romper defensas. Cada tipo de ataque y dependiendo de la dirección que pulsemos provocará una animación y movimiento diferente en nuestro luchador. Aprender bien todos estos ataques básicos para saber controlar los espacios en los duelos es clave. Ya con los ataques básicos tenemos bastante variedad, pero como buen arcade de lucha, no pueden faltar los combos y los movimientos especiales.

Tenemos una lista de movimientos para cada personaje que podremos ver en cualquier momento en el menú de pausa. No esperéis ataques de interminables botones o combos larguísimos, ya que Samurai Shodown pretende ser bastante accesible para todos los públicos. Para algunos de estos ataques especiales, contamos con una barra de “furia”, que se rellena al recibir impactos. Cuando tenemos la barra parcialmente llena podremos realizar movimientos de desarme y el ataque especial, y cuando esté llena podremos entrar en una especie de estado de furia en el que nuestros ataques hacen más daño.

Además, con nuestro luchador en este estado, si volvemos a pulsar los mismos botones que utilizamos para entrar en modo furia, éste lanzará el ataque relámpago, que quitará media barra de vida al contrincante. Este ataque lo podremos hacer una vez por combate, ya que una vez realizado la barra de furia desaparece. Un hándicap que obliga a ser estratético y elegir el mejor momento en alguno de los “rounds” para lanzarlo.

Para defendernos de todos estos ataques disponemos de una serie de movimientos defensivos bastante abrumadores al principio. Al final todo se resuelve con la pulsación de un par de botones y el joystick: contragolpes, esquivas, parrys, y el ya mencionado desarme. Aprovechar estos movimientos defensivos será vital para poder dejar expuesto a nuestro rival y golpear con todo.

Un renovado aspecto visual

Con este “reinicio”, la saga ha cambiado su apartado gráfico radicalmente, siguiendo una línea muy similar a lo que hizo Capcom con Street Fighter IV. Vemos ese trazo grueso de pincel para perfilar a los personajes, colores vivos y llamativos, los ya conocidos escenarios ahora muy vistosos y animados…Todo este arte puesto en movimiento nos deja unos combates espectaculares, con toda clase de partículas y efectos llenando la pantalla. Hay que advertir que es un juego bastante violento: veremos chorros de sangre por doquier y miembros amputados, eso sí, podemos desactivarlo en el menú de opciones.

Vamos con las animaciones, nada que objetar aquí, hay un buen trabajo detrás utilizando la base de los clásicos. Ahí están muchos de las antiguos movimientos que veíamos en la recreativa, y ahora además se ven mejor que nunca. En cuanto los personajes, están los de siempre y alguna novedad, junto con otros que se fueron incorporando más tarde a la franquicia. Aparte el juego tiene su Season Pass y personajes de pago, punto siempre discutible. Quizá con esto habrá opiniones dispares al respecto, pero hemos notado cosas como falta de detalle en sus modelados, o personajes poco carismáticos en alguno de sus diseños.

En el apartado sonoro encontramos melodías del folklore feudal japonés cuando permanecemos en los menús, que casan muy bien con la ambientación. Durante los combates se vuelve algo más “intensa” para acompañar a la acción, algo típico de los arcade de lucha japoneses. Sin embargo, no consigue destacar en el conjunto, dejando un sabor agridulce. Los efectos de sonido tampoco destacan demasiado, le falta algo de contundencia en varias situaciones como por ejemplo cuando los personajes chocan espadas. Lo mejor en este aspecto son las voces de los personajes, además vienen por defecto en japonés. Todo un acierto, aunque no hay que preocuparse porque los textos si está traducidos al castellano.

Diferentes maneras de jugar

Samurai Shodown nos ofrece varios modos de juego, tenemos el modo historia, en el que conoceremos mejor a cada personaje jugable. Aparte de eso, no hay una narrativa que conecte todo ni un desarrollo distinto para cada personaje, lo más interesante quizás sea ver el final de cada uno de ellos. Por otro lado, destacamos el modo Dojo, en el que nos enfrentaremos a la IA de jugadores que compiten online, incluso a la de nuestro propio fantasma.

Samurai Shodown, conclusiones finales

No se puede negar que Samurai Shodown ha vuelto con fuerza. Un contundente título de lucha muy técnico, que ofrece algo diferente a lo que normalmente encontramos en el género. A pesar de esto, nos ha parecido moderadamente accesible, ya que nos facilita realizar acciones como el ataque relámpago solo con un botón. Aunque puede costar entrar en su dinámica, si conseguimos entender como funciona nos encontramos con un juego muy competente en su género.

Aunque sus modos de juego son bastante clásicos, el modo Dojo es una buena implementación que nos tendrá horas entretenidos. Tiene sus puntos flacos, y el precio de lanzamiento es algo elevado para tratarse de una “versión mejorada” de un título de hace dos años. En nuestra opinión Samurai Shodown es una compra recomendada para fans del género y aquellos que disfrutaron en su día de esta clásica saga. Para más análisis como éste y más contenido relacionado con Xbox, no dejes de visitar nuestra web.

7.5

Gráficos

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Sonido

6.5/10

Pro.

  • Estilo de combate accesible
  • Aspecto visual espectacular
  • El modo Dojo

Contra.

  • Se echan en falta modos de juego
  • Personajes de pago
  • Falta pulir el modo online

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Madrileño y de Carabanchel. Amante de los gatos, la fantasía y la ciencia ficción. Me cuesta no jugar a todo lo que se me pone delante.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario