Análisis Black Legend, rol estrátegico en el siglo XVII

El joven estudio belga Warcave lanza su juego más ambicioso hasta la fecha, Black Legend. Un rpg táctico ambientado en el siglo XVII, que tuvo un buen recibimiento cuando nos lo enseñaron en el último TGS, y ha ido actualizándose en varios diarios de desarrollo. Este próximo 24 de marzo, el juego estará disponible en las tiendas, y desde Área Xbox te traemos un completo análisis del título.

La leyenda negra de Grant

La historia nos lleva a lo que parecen unos Países Bajos de la vieja Europa durante el siglo XVII. La ciudad se llama Grant, antes próspera y rica, pero recientemente abandonada por sus socios comerciales. Esto llevó la ruina a la ciudad, y los gobernantes pusieron su confianza en el reputado alquimista Mefisto para resolver la situación. Un gran error. Mephisto extendió por las calles una niebla que enloquecía a sus habitantes, y solo él poseía el antídoto.

A raíz de esto surgieron una serie de adoradores de la figura de Mefisto, siendo tratado como un dios salvador por estos grupos de fanáticos. Un día, Mefisto desapareció sin más, dejando la ciudad sumida en la niebla. Sus habitantes, ahora sin cura, y obligados a permanecer encerrados en sus casas, con las calles tomadas por los fanáticos sectarios. Aquí es donde el jugador toma el papel de mercenario, acudiendo a la llamada para unirnos a la resistencia, enfrentarnos a los “mefistanos” y librar a la ciudad de su maldición.

Una oscura ambientación del siglo XVII

Empezamos creando a nuestro personaje con un editor algo simplón, pero que cumple con su tarea. Después tendremos que completar un pequeño y conciso tutorial, en el que nos cuentan el funcionamiento del combate y conoceremos a nuestros primeros camaradas. Lo primero que llama la atención es la conseguida ambientación del título. Las oscuras y vacías calles, la arquitectura de la ciudad, las vestimentas y armas acordes con la época, la música…el juego es bastante inmersivo en este aspecto.

También nos encontramos un guión bien escrito y bastante cuidado, y en todas las conversaciones nos cuentan bastante detalles de la trama, de la ciudad y sus habitantes. También nos ofrece amplias descripciones de cualquier objeto, arma, habilidad o atuendo, incluso tendremos a nuestra disposición un bestiario donde consultar los distintos tipos de enemigos.

Explorando la ciudad

El título nos deja explorar la ciudad libremente, y no disponemos de un mapa al uso con puntos de misión repartidos por doquier. Nos orientaremos mediante una brújula y las señales repartidas por las calles, que nos dirán que dirección tomar para llegar a nuestro destino. Es una manera inmersiva y distinta de explorar las calles, aunque cuando tenemos que recorrer buenas distancias nos encontraremos bastantes grupos de enemigos por el camino, y se puede hacer algo repetitivo. Para solucionarlo, abriremos atajos como si de un “Souls” se tratara. Así acortaremos el camino de vuelta al Gremio de Mercaderes, que viene a ser nuestra “base de mando”.

En nuestros paseos por la ciudad encontraremos cosas interesantes, como cofres con jugoso botín, o casas con un farol encendido. En estas casas casi siempre podremos interactuar con sus habitantes, esto da pie a conversaciones que sirven para extender el “lore” del juego y su mundo. Una vez más nos recuerda el trabajo de From Software por la manera de contar cosas también con el escenario. Aquí todo es menos críptico , pero se consiguen unas sensaciones parecidas.

El objetivo del juego es ir cumpliendo las distintas misiones que nos encomiendan en el gremio de mercaderes los distintos personajes de la resistencia. Un elemento bastante desaprovechado, ya que no dejan de ser la tipica misión de “correveydile”.

Ir de punto A a punto B, matar los grupos de enemigos que encontremos de camino, encontrar el objeto o matar al objetivo, y volver a A, deshaciendo el camino de ida y volviéndonos a enfrentar a grupos de enemigos por el camino.Cuando llevamos bastantes horas puede hacerse repetitivo y algo plomizo, aunque siempre podemos esquivar el combate alejándonos del rango de visión del enemigo.

Black Legend: alquimia, malos humores y acero

Sin duda alguna, donde más tiene que ofrecer el juego es en su profundo sistema de combate, habilidades y clases, lo que va a necesitar de una extensa explicación. El combate empezará cuando entramos en el rango de visión de un enemigo, que encontraremos patrullando las calles en grupos. Lo primero antes de empezar será colocar a nuestros mercenarios y dejarlos en una posición favorable para jugar el primer turno.

Es de suma importancia buscar los flancos y la espalda del enemigo, ya que multiplicará el daño, aunque la verdadera clave es el sistema de alquimias, que detallaremos más adelante. En la parte superior veremos el orden de los turnos, y el juego separa los puntos de acción del movimiento de los que podemos gastar en habilidades. Así no tendremos que estar pensando si hacemos una cosa u otra,y podremos alternarlas cuando querarmos. Realmente el combate está enfocado a la acción directa y no tardaremos mucho en resolverlos.

La verdadera clave para bajar vida al enemigo en Black Legend es aféctandole a los “humores”, mediante mezclas alquímicas, para conseguir un golpe catalizador que lo deje fuera de combate. Las distintas habilidades de nuestros mercenarios provocarán una acumulación en el enemigo de distintos componentes alquímicos como rubedo, albedo o nigredo, por poner unos ejemplos.

Cada habilidad indica el color que acumula y en que cantidad, así, combinando albedo+nigredo obtenemos el catalizador plata, rubedo+nigredo el catalizador cobre, etc…será cuando el enemigo tenga varias combinaciones de estos humores que deberemos darle el golpe catalizador para quitarle la máxima vitalidad posible. Utilizar éstas fórmulas de manera efectiva combinado con un grupo versátil de mercenarios será clave para obtener la victoria. Eso sí, en sus dificultades más altas el combate será extremadamente exigente y no nos perdonará ni un error de cálculo.

Un original y versátil sistema de clases

Las ya mencionadas habilidades de las que nuestros mercenarios disponen, las podremos usar equipando el arma concreta que desbloquea la habilidad. Una vez desbloqueadas, debemos aprenderlas, cuanto más las usemos más sube su progreso, hasta que llega el punto que para usarla no necesitaremos el arma concreta que nos la otorgaba. Es decir, podremos usar otra arma manteniendo la habilidad de la anterior.

Las clases funcionan de manera similar. Podemos cambiar de clase para aprender una habilidad que nos interese, y después cambiar a otra manteniendo ciertas habilidades de la anterior. Para poner un ejemplo imaginaros un mercenario de la clase “tirador”, especializado en combate a distancia. Éste ha aprendido diferentes habilidades de distintas armas, como de la ballesta o mosquete, y a su vez tiene habilidades curativas porque también le hemos entrenado en la clase “médico”. Esa es la versatilidad que hay que conseguir.

Tendremos que buscar sinergias entre las clases y las armas, haciendo que nuestros mercenarios cambien de clase y aprendan siempre habilidades nuevas. Es uno de los aspectos más adictivos del juego, y siempre estaremos probando cosas nuevas en combate.

Aspecto visual y sonoro irregular

Es hora de hablar de las cualidades puramente técnicas del título, el apartado más irregular de todos. Tenemos texturas de escenarios y objetos que cumplen, sin brillar en exceso. Por otro lado, las animaciones y la iluminación dejan bastante que desear. También nos hemos encontrado algunos bugs incomprensibles en esta versión analizada.

Cosas como que nuestro personaje sufre un cambio total del aspecto físico al entrar en combate(de ser calvo a tener melena), o personajes que desaparecen tras moverlos cerca de una pared. También, si estando en el juego abrimos el menú de inicio de la consola (sin salir del juego), cuando volvemos a entrar el sonido se distorsiona de manera incomprensible, teniendo que reiniciar el juego.

Esperemos que el día de lanzamiento tengamos algún tipo de parche que solucione estos errores, que sin ser realmente graves, si son molestos para la experiencia. A pesar de esto, cosas como el diseño artístico, la arquitectura de la ciudad y su conseguida atmósfera equilibran la balanza.

La banda sonora de Black Legend nos deja piezas orquestales graves y tensas, que tienen mayor protagonismo en combate o en ciertos momentos de la trama. Durante el resto de situaciones, se mantiene en un segundo plano, lo que ayuda a la experiencia de sentirnos solos por las calles de la ciudad. Detrás de las voces hay un buen trabajo de interpretación,(en inglés con subtítulos al castellano).Junto a lo bien escrito del guión mantienen un buen nivel para seguir la trama con interés, aunque se nos ha quedado corto en este aspecto. Creemos que el universo creado por Warcave habría dado para más variedad de misiones e historias.

Conclusiones finales

Black Legend es un juego que nos ofrece un trabajado sistema de combate, variado, profundo y exigente. Es lo que hay que pedirle a un juego de combate por turnos, y en este aspecto es intachable. Su original puesta en escena y ambientación lo hacen un título muy atractivo para los fans de los rpg o la estrategia por turnos. Aunque no está exento de errores. Puede pecar de repetitivo en ciertas fases, sentimos que todo el buen trabajo de ambientación y guión se queda corto en el sentido de que podrían haberle sacado más partido. Aparte, su diseño de misiones es algo anticuado y tiene algunos errores de rendimiento. Si hubiera logrado tener un conjunto más redondo podríamos estar hablando de uno de los tapados de 2021. No olvides mantenerte atento a Área Xbox para no perderte más análisis como éste.

7

Gráficos

6.5/10

Jugabilidad

8.0/10

Sonido

6.5/10

Pro.

  • Sistema de combate profundo y exigente.
  • Gran ambientación en un oscuro siglo XVII
  • Guión bien escrito y trabajado

Contra.

  • Puede hacerse repetitivo
  • Diseño de misiones simple
  • Algunos bugs difíciles de comprender

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Madrileño y de Carabanchel. Amante de los gatos, la fantasía y la ciencia ficción. Me cuesta no jugar a todo lo que se me pone delante.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario