Análisis On the Road: Truck Simulator, ¿el Euro Truck de consolas?

¿Quién no ha soñado nunca con emprender un viaje apasionante por carretera, y perderse por autopistas y vías secundarias con su propio camión?. Con los años, el género de simulación y conducción de estos gigantes se ha hecho más y más grande. Se trata de un nicho mucho más rejuvenecido, con opciones para todos los gustos, que tenía su acceso en consolas como talón de Aquiles. On the Road: Truck Simulator llega para ocupar ese hueco.

¿Será este el simulador de camiones que tanto esperábamos en videoconsolas?. Su propuesta es por el momento la más atractiva para disfrutar del género en nuestros sistemas. Eso sí, como suele suceder tiene sus luces y sombras, no es perfecto. Si crees que esta puede ser la aventura de carretera que esperabas, quédate. ¡Dentro ruta y arrancamos!.

Un apartado técnico a medio gas

A primer golpe de vista, he de reconocer que me decepcionó un poco. Hay títulos del género (18 Wheels of Steel, Euro Truck…) que cuentan con un amplio bagaje en PC, y las comparaciones son inevitables. On the Road se queda corto en algunos aspectos, y el gráfico es uno de ellos.

Si bien los camiones cuentan con un mayor detalle en su diseño (algo esperable), los escenarios dejan mucho que desear. Es un simulador si, y aunque tampoco podemos esperar un nivel a lo Flight Simulator, tenía unas expectativas diferentes, con ciudades o incluso las propias carreteras mejor acabadas. La sensación es de que el juego se siente algo desfasado

Por otra parte, el sonido queda mejor implementado, dándole un mayor realismo al manejo del camión. Eso sí, se echa en falta la música, ya que el título no cuenta con banda sonora, y ni siquiera incluye emisoras de radio para el camión. Los trayectos son disfrutables, pero me da que a muchos, por la falta de música y lo monótono del mapeado, se le va a hacer muy repetitivo.

En todo momento me ha parecido que el juego aún necesita algo más de pulido, incluso con algún bug molesto que comentaré más adelante. No va todo lo sólido y estable que debería, que sin ser un inconveniente, puede suponer un lastre para algunos jugadores. Curiosamente, al entrar en vías rápidas parece que mejore levemente. Aun así, hay que destacar también que, al menos por ahora, sus responsables (Toxtronyx Interactive) no tienen intención de incluir mejoras para la nueva generación.

Jugablemente, On the Road cumple con su cometido

En un simulador, ya se sabe que el mayor objetivo es que se sienta lo más cercano a la vida real. Cuando hablamos de la jugabilidad, el resto de apartados quedan en un segundo plano, pero ¿es un buen simulador este On the Road?. Pues lo cierto es que cumple con creces en este sentido.

Muchos podrían pensar que la etiqueta de «simulador» supone mayor dificultad para controlar y dominar un camión, pero en realidad, es más sencillo de lo que parece. Si no tenéis la costumbre de jugar a estos videojuegos, es lógico que al principio necesitéis unas horas de adaptación, pero no es uno de esos títulos imposibles. Las tres cámaras disponibles, una de ellas exterior, permiten una visibilidad y control total del vehículo. Al final, la combinación de la cámara interior y exterior es prácticamente obligatoria para según qué maniobras.

A la hora de echarnos a la carretera, tenemos varias opciones en el menú de pausa, así como antes de iniciar nuestra aventura. El funcionamiento y sensibilidad de la dirección es uno de los más importantes, pues esta reaccionará más o menos rápido en los giros, adaptándose al gusto del jugador. Importante también conducir respetando los límites de velocidad. Aquí he tenido quizá el mayor problema, y es que un bug para reubicar el camión me bloqueaba el límite de velocidad en uno menor o mayor al de la vía por la que circulaba.

Por supuesto, tendremos que contar con el uso de luces, claxon, intermitentes y otras tantas funciones como el freno o el arranque, que dan mayor realismo. Un buen ejemplo de ello, es el hecho de ir a repostar a las gasolineras. Para hacerlo, tendremos que bajarnos del camión, acercarnos al tanque de combustible, y repostar cuanto deseemos. Además, debemos controlar las horas de sueño, o salir del camión y abrir las compuertas para poder introducir y descargar la carga.

Menús y posibilidades de On the Road

No todo en On the Road es conducir. El juego es directo, y su único modo se basa en fundar nuestra propia empresa de transporte. Una vez dados los primeros pasos, tendremos que gestionar nuestros encargos, escogiendo entre los disponibles por el mapeado. Podremos contratar a nuevos conductores o comprar camiones a medida que ganemos dinero con las entregas, y nuestra empresa aumentará su valor.

El control del camión, como decía es muy bueno, y buena parte de culpa la tiene el menú que nos permite gestionarlo prácticamente todo del mismo. Desde la cruceta se nos permite acceder a un abanico de opciones, que van desde arrancar o parar el motor, hasta activar el GPS de la cabina o modificar la posición de nuestro asiento. En definitiva, un menú muy completo donde tener el control completo del vehículo. El único pero lo protagoniza la traducción, que incomprensiblemente combina algunas partes en castellano con otras en inglés.

El apartado de «logística» nos da acceso al mapeado completo, donde encontraremos todos los encargos disponibles por las ciudades alemanas (el mapa se ubica en Alemania). Son variados, pero lo más recomendable es empezar con encargos sencillos para ir dominando nuestro camión en trayectos más cortos.

¿Será On the Road el rey de la carretera?

Pues es una cuestión que se antoja un tanto ambigua y difícil de responder. Los usuarios como siempre, tienen la última palabra, pero la clave está en que, por ahora, es el único título de estas características disponible en consolas. Su género es un nicho de fieles seguidores, que saben recompensar el trabajo cuando se hace bien, pero con On the Road tengo mis dudas.

El juego mantiene unas sensaciones muy buenas a los mandos, pero me pregunto si eso, con la nueva generación será suficiente. Técnicamente es mejorable, y comete a mi parecer algunos errores torpes, como los de no incluir banda sonora y emisoras de radio, o unos tutoriales que se quedan cortos. El menú principal del camión (GPS, arranque, luces…) es muy completo, pero los submenús aparecen por algún motivo en inglés.

Quizá esta no sea una oportunidad perdida, pues es una experiencia muy interesante para jugadores que busquen este tipo de simuladores en consola. Sin embargo, me deja con la sensación de que se podía haber apostado por un techo más alto en lo técnico. Ya hay juegos en PC que ofrecen una experiencia superior a esta, la cuestión es si On the Road abrirá el camino para futuras entregas de este u otros juegos similares.

On the Road: Truck Simulator

29,99€
6.6

Gráficos

5.7/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Pro.

  • Un manejo muy satisfactorio
  • Diversas opciones que aportan mayor realismo a la experiencia
  • Menús sencillos y muy accesibles para la gestión

Contra.

  • Un tanto desfasado a nivel gráfico
  • Carece de banda sonora y emisoras de radio
  • Se echan en falta más indicaciones a modo de tutorial

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

He viajado a mundos que jamás creeríais, acabado con enemigos que escapan a todo misticismo. He sentido mi pulso acelerarse con cada batalla, y el suspiro de quien sabe que tendrá que volver a levantarse. Siempre hay un villano esperando, una aventura a la vuelta de la esquina. Por eso nunca he dejado de vivir, porque sigo jugando.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario