Doom 3 Infierno, horror y tensión


Hablar de Doom hoy en día es movilidad frenética, combate intenso y mucha acción. Doom, Doom II, Doom (2016) y Doom Eternal, siguen está tradición. Parcialmente Doom 64 tiene un ritmo un poco más lento y oscuro, pero no al nivel de Doom 3, el primer soft reboot de la serie. Pero vayamos a la raíz del horror.

Antecedentes.

Doom debutó en 1993 cómo un shareware para PC que gozó de una popularidad arrasadora y se volvió un tema a nivel mundial. De la mano de John Carmack y John Romero, Doom le dio una mayor legitimidad y madurez a los videojuegos. Ya que se volvió tema de charla en oficina y otros ambientes dónde jamás se hablaba de videojuegos.

Evolución del revenant.

Doom II Hell on Earth debutó un año después y es básicamente una expansión sobre el primer juego, ampliando el arsenal y la variedad de enemigos. Adicional se tuvo Final Doom que expande el mundo de Doom II con 32 misiones. En 1997 en la consola de Nintendo 64 tuvo su origen Doom 64 que de forma extraoficial se consideraba el Doom III. Pero por su disponibilidad limitada solo a la consola de Nintendo, no tuvo numeración oficial. El juego tenía algunos cambios grandes sobre los anteriores en el aspecto de ritmo. Tenía un ritmo más lento y escenarios oscuros. Se podría decir que fue la primer aproximación al horror con la serie. Sentó precedente para lo que sería el autentico Doom 3.

Desarrollo de Doom 3

En el año 2000 tras el éxito de idSoftware Return to Castle Wolfenstein (un reboot de Wolfenstein 3D) John Carmack propuso el reboot de Doom. Los ejecutivos de idSoftware no estaban seguros que ese era el camino que querían seguir. Pero discusiones dentro del estudio y el peso de Carmack dentro de el estudio forzó la mano y logró su objetivó. Que se le diera luz verde al proyecto. Dentro de los planes de desarrollo estuvo en hacer un juego más narrativo y con un mundo dónde involucren más al jugador.

El desarrollo tomo mayor ímpetu una vez terminado el multijugador de Quake III Team Arena. Y migraron el proyecto a su nuevo engine idTech 4 dónde pudieron dar mayor poder al proyecto. Las primeras muestras del juego en 2001 y un demo en E3 2002 dónde la sorprendente tecnología lo hizo de lo mejor del evento.

En esta parte del proyecto se sumó la banda Nine inch Nails a darle música y sonido ambiental. Hubo algunas disputas con el vocalista Trent Reznor, pero el ex baterista de la banda tomó el mando y trabajo esta parte del proyecto.

La tecnología de id Tech 4 de unificar la luz, era algo de siguiente generación y que sorprendió a propios y extraños. Durante E3 se dio el anuncio oficial del juego y se esperaba fuera lanzado en 2004. En el marco de la QuakeCon de 2003 se hizo un inmenso trabajo de pruebas con usuarios dónde se fueron puliendo los últimos detalles del proyecto. Doom 3 vería la luz del día en Agosto del 2004 y fue aclamado por la critica y los videojugadores.

Doom 3 maldad encarnada

Lo primero que sucede al ponerte al control de Doom 3 es un cambio radical de formula. Un marine sin nombre más lento se pasea por los pasillos de la UAC. Bastante dialogo que te da una exposición del mundo que habitas, te da más historia en 5 minutos que el juego original completo. Los diálogos entre los marines y doctores te van armando el rompecabezas de qué salió mal en el centro de investigación.

Aunque el tono de seriedad se incrementa con una solida actuación vocal. Y los antiguos y coloridos pasillos de la UAC han cambiado por un entorno sci fi bastante seco. Dónde la luz es tanto un protagonista cómo un enemigo. Poco a poco el horror se va abriendo paso con las paredes manchadas de sangre. Los cadáveres abatidos de forma brutal. Este es un Doom más oscuro dónde la claustrofobia y la el delirio de persecución está presente. Mientras que el juego original te invita a matar lo más rápido que puedas Doom 3 te permea de vulnerabilidad y te vuelve precavido. Los zombies se ven más crudos y basta con ver a un Cacodemon para saber que aquella bola roja ahora es una masa grotesca de carne. Es material de pesadillas.

doom 3

La estética biotecnológica de los demonios los hace ver más amenazantes basta ver a un hell knight para saber que no te vas a sentir cómodo combatiendo a estas criaturas. Creo que Doom 3 sentó un precedente para el actual género survival horror, dónde la atmósfera te agobia y con todo y tu arsenal sabes que el peligro acecha a la vuelta de las esquina.

Jugabilidad

Aunque Doom 3 es de mis juegos menos preferidos de la serie, sigue pareciéndome mucho mejor que otros juegos más nuevos del género. Debo decir que la crudeza de manejar todo le dio una vibra única cuando lo jugué por primera vez en 2005 en mí Xbox. Recuerdo recorrer esos pasillos con solo la linterna un poco nervioso por los demonios que acechaban en la oscuridad. El desplazamiento lateral que me favorecía en otros FPS aquí por la velocidad y cerrado de los ambientes. No me llevaría muy lejos.

El arsenal poco a poco se va incrementando en poder. Aunque terminas con tu escopeta, rifle de plasma y BFG 9000 el juego no te regala nada y debes luchar por tu munición, vida y armadura. Doom 3 nunca te hace sentir fuera de peligro. Y esto se incrementa aún más cuándo llegas en la parte del infierno. Mientras en Doom anteriores eran los mapas más creativos. Aquí era una atmósfera que te sobrecoge.

doom 3 hell knight

Realmente me es fácil recomendarte este juego y disfrutar cada encuentro y sobresalto que te da. Y encontraras muchos elementos que hoy forman parte de juegos de horror, con el estilo único de IdSoftware. Recientemente fue lanzado en Xbox One y es parte de la Slayers Collection no podría dejar de recomendarlo y menos si eres fan de la serie. Es imperdible.

Los dejo con este video de evolución de los demonios de Doom.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario