Análisis Obey Me

Obey Me es un videojuego del género Brawler en el cual las peleas cuerpo a cuerpo se suceden durante toda la campaña. Cuenta como protagonistas con un par de demonios inadaptados como son Vanessa Held y Monty (un doberman con un gran sentido del humor).

Tendremos que meternos de lleno en una ciudad llena de peligros, donde cielo e infierno se enfrentan en un gran conflicto donde las almas humanas están en grave peligro.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Obey-Me-5.png

Gráficos

Obey Me cuenta con un diseño de personajes genial, con todo lujo de detalles en su vestimenta o en su cuerpo si hablamos de demonios u otros monstruos. Algo a destacar son los efectos de partículas, tanto con las habilidades que lanza Vanessa y Monty como por los ataques de bolas de fuego, proyectiles, orbes y magias que te recibirás de los enemigos.

Por otro lado, las texturas de los escenarios están siempre bien detalladas y definidas, dando como resultado un juego sólido en conjunto. A su vez, los efectos de iluminación están muy logrados, tanto las sombras de los personajes principales, así como de algunos enemigos. En muchos de las estancias del juego hay antorchas, trampas de fuego, etc que logran una buena iluminación y hacen que el juego se sienta vivo.

En lo que a framerate se refiere la acción se desarrolla de forma rápida sin ningún tipo de problemas, en todo momento estable incluso cuando se juntan muchos enemigos y efectos en pantalla.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Obey-Me-2.png

Sonido

Obey Me cuenta con una BSO muy cañera que le viene como anillo al dedo a este título cargado de acción directa.

Siempre escucharemos una música de tensión y en los momentos de pelea cambiará drásticamente a un ritmo mucho más frenético.

Además, existe una gran variedad en la música del juego. Escucharemos varias pistas diferentes según vamos avanzando en su historia, lo que es de agradecer para nuestros oídos. Así mismo, los efectos sonoros de ataques, explosiones o uso de poderes están bien pero no es algo en lo que destaque.

El juego está en inglés pero contamos con unos subtítulos grandes en sus cinemáticas para enterarnos de la historia, cuando nos movemos por el escenario y hablan entre Vanessa y Monty esos si son algo más pequeños y a veces pasan tan rápido que cuesta leerlos.

Jugabilidad

Obey Me es un Brawler con una jugabilidad enfocada en su totalidad a la acción, donde no tendrás ni un solo momento de respiro. Tiene una vista cenital bastante acertada para no perdernos nada de sus intensas peleas o conversaciones entre los personajes. Algo similar a otros juegos del género como el mítico Diablo.

Además algo de agradecer es que también podremos jugar en cooperativo con un amigo o familiar en la misma consola, no tiene cooperativo online. Digamos que uno toma el control de Vanessa y el otro de Monty para ayudarse mutuamente.

Combates espectaculares

En su totalidad el juego se trata de ir avanzando y eliminar a los grupos de enemigos que nos aparezcan en cada escenario, cada vez serás más numerosos y poderosos. Para esta tarea contamos con diferentes armas cuerpo a cuerpo, como dagas y mucho más.

Los combates son muy dinámicos y divertidos, tenemos que ir esquivando todo el rato en el escenario, atacar en el momento justo y evitar a toda costa los ataques de los seres putrefactos y demonios.

Vanessa puede controlar hasta 4 armas diferentes a cual más espectacular, desde un simple puñal, pasando por un mazo corrosivo, unos guanteletes infernales o una espada y escudo. Cada una de ellas con sus propios combos y habilidades que mejorar. Monty también tiene hasta 3 transformaciones diferentes: Fuego, Corrupción y Divino.

Si juegas en solitario no te preocupes ya que Monty lo controlará la CPU y hará sus ataques por su cuenta mientras nosotros tratamos de sobrevivir. De hecho podemos usar una habilidad para marcar a los enemigos con un sello demoníaco, de esta forma Monty realizará un ataque especial.

En busca de los núcleos de alma

Al deshacernos de los enemigos conseguimos núcleos de almas, estos sirven para mejorar las habilidades de Vanessa y Monty, también los conseguimos destruyendo cristales que hay distribuidos por todos los escenarios.

El árbol de habilidades de ambos personajes está bastante bien, pudiendo adquirir nuevas técnicas de ataque, mejora para armas que ya tenemos o para Monty. Cada vez que podemos intercambiar los núcleos de almas por nuevas habilidades nos salta un aviso en el juego.

No podemos olvidarnos nunca de vigilar nuestra barra de vida, buscar cristales astrales de color rojo para rellenarla o a veces destruir objetos o algún enemigo para conseguirlos. Como tampoco de recoger polvo espiritual, representado de color azul para poder usar la fusión entre Vanesa y Monty.

Si habéis leído bien, se fusionan en un solo demonio y los ataques son mucho más poderosos. Mientras dura el efecto nuestra barra de vida se va rellenando de forma automática.

Los jefes son un verdadero reto

Los jefes que nos encontramos en Obey Me son puro espectáculo, cada uno con un set de movientos propio. Estudiarlos bien resulta clave para poder acabar con ellos de una forma más sencilla. Si con enemigos pequeños el juego es espectacular, con los jefes llega a un nivel superior.

Por otro lado, también contamos con una puntuación de combate que se divide en eficiencia, tiempo y daño causado. Es más importante de lo que parece, ya que Vanessa recibe almas dependiendo de su rendimiento y el modo de dificultad que elijamos. Si os gustan los retos elegid la más alta.

Al finalizar cada capítulo se nos otorga una puntuación y un rango dependiendo de como de bien lo hayamos hecho. El mayor rango es SS, pero como os podéis imaginar es bastante costoso obtenerlo.

Los tiempos de carga son muy numerosos y largos

No podemos olvidar que cada escenario está lleno de trampas: en forma de pinchos que salen del suelo, mecanismos con fuego y otros elementos que ponen las cosas más complicadas a nuestros demoníacos protagonistas. Por suerte Vanessa tiene la habilidad de un pequeño teletransporte que dura décimas de segundo suficiente para esquivar estas peligrosas trampas.

Durante toda nuestra aventura podremos recoger páginas de un códice que te da información sobre los enemigos, objetos y detalles más en profundidad de la historia del juego.

No obstante, lo que más nos saca de la partida son las pantallas de carga. Y es que no sólo son muy numerosas, sino que además son bastantes largas. Algo que corta totalmente el ritmo del juego.

Duración

El título tiene una duración total de unas 8 horas en la dificultad más alta, si decides explorar cada rincón puedes tardar en terminarlo algo más. Si lo jugáis en el nivel fácil la duración no será la misma ya que casi nunca moriremos y será un verdadero paseo.

Conclusión

Si eres un fan de los juegos directos sin tener que pensar mucho este es tu juego. Obey Me nos ofrece acción y destrucción desde el primer minuto que controlamos a estos simpáticos demonios.

El hecho de ir recogiendo cristales e ir subiendo las habilidades de nuestros protagonistas le da una mayor profundidad al título. Algunas habilidades son bastante espectaculares, están hechas para hacer los combates aún más dinámicos y divertidos.

Las conversaciones entre los personajes son muy cómicas y divertidas, te echaras unas buenas risas mientras eliminas a cualquier amenaza que se interponga en tu camino. En definitiva, tenemos ante nosotros un juego muy recomendable. La única pega es que es algo corto de duración, y no cuenta con una gran rejugabilidad.

Estamos en Opencritic donde puedes encontrar este y otros de nuestro análisis. Otros análisis que pueden interesarte en nuestra web.

Obey Me

17,99 €
8.4

Gráficos

8.3/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.8/10

Pro.

  • Desenfadado y Divertido
  • Gran diseño de Personajes
  • Las espectaculares habilidades de Vanessa y Monty
  • Sus Jefes son todo un reto
  • Variedad de armas y transformaciones

Contra.

  • Algo corto de duración
  • Las pantallas de carga

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario