Análisis Valfaris, Clásico de la Vieja Escuela!

Influenciado por juegos como Contra u otros clásicos del género de 16 bits, y desarrollado por la misma gente que nos trajo el Slain: Back from Hell, en Valfaris jugamos como un guerrero intergaláctico que debe asaltar la fortaleza de Valfaris y erradicar la oscuridad que había dentro.

Tras desaparecer misteriosamente de la galaxia, la fortaleza de Valfaris ha reaparecido de repente en la órbita de un sol moribundo. La gran ciudadela, que en su día fue un paraíso, ahora acoge una creciente oscuridad.

Gráficos

El arte de píxeles magníficamente hecho a mano de Andrew Gilmour, el juego es una combinación visceral de vídeo y audio que se unen para proporcionar al jugador adrenalina pura.

El extraordinario pixel art da vida a una selección de entornos extravagantes que nada tiene que envidiar a los lados más oscuros del infierno, además esta mejorado para Xbox One X para jugarlo en 4k Ultra Hd.

Sonido y Textos

Valfaris tiene una banda sonora de música Metal compuesto por el guitarrista de Celtic Frost Curt Victor Bryant, excelente combinación que hace que cada partida se disfrute, una mezcla perfecta para este tipo de juego.

Todos los textos están en perfecto castellano, aunque no tiene mucho que leer se agradece el esfuerzo de tenerlo todo en español.

Jugabilidad

Valfaris nos muestra una variedad de niveles de desplazamiento lateral y su arsenal dividido en tres categorías, nuestro héroe tiene armas primarias y secundarias, además de una ranura para un armamento cuerpo a cuerpo.

A pesar de que el arma principal se puede disparar de manera consistente y no requiere munición, el arma secundaria se alimenta de una reserva de energía que también pasa a encender un práctico escudo direccional, que si se cronometra correctamente, puede enviar proyectiles de vuelta con resultados previsiblemente violentos.

El juego se alimenta de la estrategia para mantener los niveles de energía, la sustancia se puede conseguir de los enemigos caídos, mientras que las cajas de botín (que están hechos naturalmente de pilas de cráneos, también pueden producir energía, salud e incluso a veces materiales que pueden ser utilizado para actualizar las numerosas armas que se recogen a lo largo del juego.

Hablando de eso, las numerosas armas que podrás manejar en Valfaris son muy fáciles para usar, y cada una viene con sus propias fortalezas, debilidades y, por supuesto, con nombres metálicos.

Desde la abrupta «La Bastarda», una espada ancha y fuerte que puede cortar a tus enemigos en sangrientas rebanadas, hasta el ‘Enviado de la Destrucción’, un cañón de fuego rápido que dispara cohetes y muchas otras armas, Valfaris ciertamente no le falta inspiración en este sentido.

Duración

Estamos ante un juego bastante difícil, como los juegos clásicos de antaño, moriremos cientos de veces para seguir avanzando, hasta conocer los patrones y poder avanzar.

El juego nos durara (depende de la habilidad de cada uno) unas 6-7 horas, una duración bastante buena para este tipo de genero.

Conclusión

Valfaris es pura acción, aunque puede hacernos que nuestras manos suden al enfrentarse algún jefe, merece mucho la pena el esfuerzo, Valfaris no hace nada notablemente nuevo, pero la experiencia es intensa y satisfactoria, juego recomendado para los puristas de los clásicos o para los que les gustan los juegos de acción.

Valfaris

24,99€
8.2

Gráficos

8.5/10

Sonido

9.2/10

Jugabilidad

7.5/10

Duración

7.5/10

Pro.

  • Controles excelentes
  • Música Metal
  • Las armas son una pasada

Contra.

  • Algo oscuro en algunas fases
  • Difícil para los novatos en el género

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario