Análisis de Hunt: Showdown. Un multijugador único en su especie

Crytek ha hecho un juego que definitivamente no te esperas. Aunque bien podemos decir que este estudio alemán, con sede en Frankfurt tiene como sello de sus producciones la originalidad. Entre algunos de los juegos que ha realizado Crytek está el Far Cry original, o la serie de Crysis, que son la prueba de que Crytek saber hacer un FPS. Y no podemos olvidar al juego que desarrollaron en exclusiva para Xbox One, Ryse: son of Rome, un juego que a pesar de haber recibido duras críticas por lo repetitivo de su combate, recibió elogios por la captura de movimiento, y la experiencia visual que superaba a su tiempo.

Hunt: Showdown es un videojuego que reúne mecánicas muy diversas: cooperativo, competitivo, y jugador contra entorno en un reto de supervivencia dentro de un universo oscuro, plagado de monstruos con un diseño tan aterrador como sugestivo e interesante. Representamos el papel de un grupo de cazarrecompensas, en un siglo XIX alternativo en los pantanos de Louisiana. La experiencia de juego que nos brinda Hunt: showdown puede ser descrita perfectamente con una palabra: tensión, pues básicamente nos jugamos la única vida que tiene nuestro cazador, la única que tiene, para lograr salir triunfantes con el botín.

Los juegos de Crytek suelen pasar desaparecidos por el público, lo que se refleja en sus bajas ventas, cada uno de ellos está lleno de virtudes, de trabajo que refleja su genialidad. Aunque también todos tienen grandes defectos que suelen opacarlos. Hunt sufre de ambos, pero sobre todo, es un juego especial que deberías plantearte comprar. Puedes ver nuestro gameplay con análisis pinchando aquí.

Gráficos

Si algo ha demostrado Crytek es que la experiencia visual es una prioridad para ellos. Hunt: Showdown no es una excepción para esto. Con su arte y diseños logra transmitir oscuridad, tensión y terror, tanto en su conjunto como en cada una de sus partes. Lo que ha hecho Crytek con los monstruos, demonios, zombies, perros demonios, plagas, y sanguijuelas demoniacas es abrir las puertas del infierno de par en par para que las experimentemos. Cada uno de estos monstruos tiene una personalidad única que se expresa tanto en su aspecto como en sus animaciones.

Los escenarios se sienten aún mejor porque la representación que hacen de los pantanos de Lousiana nos adentra en su universo oscuro y terrorífico. Hay cementerios, lagos infestados de demonios, iglesias, pero también praderas, caminos de campo, y en general una gran cantidad de espacios diversos, incluyendo espacios subterráneos, con lo que logran atraparte en al sensación de que todo es un peligro potencial para la vida de tu cazador.

Puede decirse lo mismo del aspecto de los cazadores, las armas, los consumibles e items y los tres jefes. Todo en general es singular, original y especial. Este juego sin duda nos ofrece una gran experiencia visual, que está pensada como parte de su gameplay.

El juego no tiene ciclo de día y noche, lo que no resulta necesario porque las partidas duran máximo una hora. Pero sucede que a veces la caza es en la noche y a veces en el día. En cuanto a este cambio de día y noche, lo que ofrece el juego es dos experiencias totalmente distintas, que cambia totalmente la interacción con los entornos y ambientes.

Pero no todo es perfecto. Lo cierto es que las texturas en varias ocasiones se tarda en cargar, lo que nos habla de problemas de optimización. Y a veces las animaciones se sienten con retardo, de manera que cuando despedazamos la cabeza de uno de los Brutos (zombie estándar), entre el golpe y el estallido de la cabeza suele haber un muy pequeño espacio que lo hace sentir extraño. El juego se juego a 1080p y no tiene caídas notables de framerates.

Sonido

Hunt tiene un impecable diseño de sonido de Showdown. Podríamos empezar diciendo que sin duda un juego que se trate de cazar debe tener en cuenta el sonido como un aspecto que haga parte de su jugabilidad. Y Hunt lo hace con singular maestría. Alertar a los enemigos, disparar tus pistolas, pisar el agua, pisar el vidrio y mucho más fácilmente delatarán tu posición a otros cazadores.

En cuanto al diseño sonoro, tenemos que decir que Crytek lo ha hecho en grande con Hunt. La música que nos ambienta para iniciar el juego nos sitúa en ese siglo XIX de EEUU, para luego dar paso a un sonido ambiente que mezcla magistralmente los ruidos que producimos con los del ambiente. El sonido de los disparos ocupa un lugar central en las dinámicas del juego. Pues podremos saber que tan cerca están (o qué tan lejos) los otros cazadores por sus disparos.

El sonido ambiente se compone por el sonido de pájaros, insectos, el típico sonido de los pantanos, pero con una mezcla de cuervos, caballos moribundos, ladridos de perros demonios que muchas veces están encerrados. Estos sonidos solo están ahí para advertirle de nuestra presencia a quien esté alrededor. Además de que los pájaros también vuelan y se ven a lo lejos. El rugido de los monstruos es específico para cada uno de los tipos que hay.

Hunt: Showdown es un juego para jugarse con buenos auriculares o un buen sistema de sonido. Y su diseño sonoro al igual que su apartado visual hace parte fundamental de su gameplay. Lo que nos habla de lo bien pensado que está este juego.

Jugabilidad

Hunt es un multijugador online cooperativo-competitivo, que bien podría valer como una mezcla entre Monster Hunter y un battle royal solo que dentro de un universo siniestro. El juego hace que los jugadores asuman el papel de un cazador de monstruos (en realidad son muchos) en los pantanos de Louisiana a fines del siglo XIX. La tierra está habitada por demonios zombies que deambulan por doquier, y serán tres las presas principales.

El juego nos propondrá dos modos de juego. Cazarreompensas y un modo Quickplay que es algo muy parecido a un battle royale con sus propias mecánicas. El objetivo del primero principal del juego es acabar con los jefes (presa del contrato), recoger su el botín y a encontrar un punto de extracción, todo esto sin haber muerto. Y morir es lo que generalmente nos pasará.

No solo tendremos un objetivo principal. Hay también misiones diarias que tiene su propia recompensa y que consiste en matar cierto número de tipos monstruos con ciertas armas. Además de esto, el juego nos dará experiencia por cada cosa que hagamos durante nuestra partida: encontrar pistas, matar monstruos, conseguir nuestra presa. Esta experiencia sirve para subir de rango como cazadores, para subir de nivel a nuestro cazador y por tanto para desbloquear tanto armas y consumibles, como habilidades. Ya hablaremos del sistema de progresión.

Serás cazador y presa

Este no es un juego en el que solamente debemos aprender cómo funciona la IA, y con esto salir adelante. Pues además de encontrarnos en un entorno hostil que buscará matarnos de muchas maneras, también tendremos que enfrentar otros cazadores que están tras el mismo botín. Podremos jugar en parejas o en equipos de tres, para un total de hasta cinco equipos. Algo importante es que Hunt no nos dirá cuántos cazadores hay en el juego en ningún momento. Esto claramente está pensado para que tengamos una sensación de miedo permanente ante la incertidumbre.

Cuando consigues la recompensa (o alguien más lo hace), el juego marca tu posición en el mapa para que todos los jugadores lo vean. Ahora bien, para equilibrar las cosas, el juego dará la habilidad especial de ver cazadores cercanos. Sin embargo esta capacidad es limitada, por lo que si esperas sobrevivir con la recompensa, tendrás que usarlo estratégicamente. Con estas mecánicas se invierten de manera radical, y quien fue el cazador ganador se convierte en la presa.

Permadeath: la muerte es definitiva

Y debo decir que morir en Hunt es algo que importa. Eso es porque también sobre esto el juego tiene una mecánica específica. Al comienzo del juego puedes reclutar cazadores individuales con armas, herramientas y ventajas únicas. Y el juego te da un tiempo de aprendizaje: hasta que alcances rango 11. Después de esto, cuando uno de estos cazadores muere durante una partida, morirá para siempre.

Si nuestro cazador sobrevive, podrá ganar puntos de experiencia, y luego tener que decidir cómo lo equiparemos para su siguiente misión. Apegarse a un cazador será, no obstante, un error porque ninguno durará mucho tiempo con vida. Entre otras cosas porque que las armas del juego pueden matarte muy rápidamente, además de que las criaturas infernales estarán en primer lugar para atacarte con fuego, armas, mordidas y otras cosas más.

Esta mecánica del aprendizaje es realmente importante en el juego, porque nos enseña a aceptar las consecuencias de nuestros actos, y asumir lo inevitable: este es un juego en el estarás en medio de un loop, al estilo de Monster Hunter, en donde reclutaremos cazadores, los equiparemos, los llevaremos a la caza, y tendremos que asumir lo que pase con él. Si triunfa y sentimos que debemos apreciarlo, entonces tendremos que escoger otro menos afortunado para llevarlo a cazar. De manera que en este círculo constante nos mantendremos, y a pesar de ser una serie de mecánicas realmente salvajez, violentas y tensionantes, serán también la mejor parte del juego.

Si quieres variedad, ve a la armería

El juego tiene a disposición una gran armería, múltiples armas todas correspondientes con la época, cada una con unos stats específicos que implicará que diseñemos una estrategia con base a sus virtudes y falencias. En Hunt, deberemos siempre ser metódicos. Recargar lleva tiempo, disparar lleva tiempo y la munición es generalmente poca. Hay una cantidad bastante buena de armas cuerpo a cuerpo, que nos serán muy útiles para derribar monstruos, pero serán prácticamente inútiles frente a otros cazadores.

Las armas que tendremos a disposición se irán ampliando en la medida en que tengamos mayor rango y nuestro cazador tenga más nivel. Cada arma que esté disponible, además, tendremos que comprarla. Pasa igual con los cazadores, las herramientas y los consumibles, por todo tendremos que pagar. El dinero lo ganamos al igual que la experiencia, pero en mucho menos cantidad. Lo importante es que si matas a un cazador, puedes robar sus armas, y usarlas, incluso aunque aún no las hayas desbloqueado.

Hunt es un juego que obliga a planificar, establecer estrategias, y verificarlas en la práctica. Pero no bastará con esto, también habrá que ser un buen cazador, y no dejarse vencer, y poder cazar a los cazadores. Al final, todo este proceso resultará realmente gratificante.

La caza no logra ser lo que promete

Hemos llegado hasta acá para pensar el real problema que tiene Hunt: showdown. El juego hace muchas cosas y la mayoría las hace muy bien, sin embargo, uno de los aspectos mas débiles es la caza del botín. Los contratos son por tres jefes. Ni uno más. La araña, el carnicero y el asesino son visualmente increíbles, pero no funcionan correctamente. Estamos hablando de que para este análisis se usó la versión final de lanzamiento, pero este es un problema que viene de su versión inicial.

No se trata de cómo encontramos al monstruo. Para esto hay unas mecánicas interesantes. Por un lado, el mapa está lleno de pistas que nos servirán para acercarnos a uno de los jefes. Por cada una de las pistas el mapa se irá oscureciendo indicándonos el lugar donde estará la bestia. Tres pistas serán suficiente para hacerlo. Y al final lo encontraremos en uno de los edificios.

Aquí es donde el juego no funciona tan bien. No solo es la variedad de jefes, que ya es un problema. Estos jefes funcionan bajo una mecánica realmente básica: son máquinas asesinas, cada una con sus ataques particulares, especiales y originales. Sin embargo, tienen un límite: no abandonan nunca el área donde están, la que generalmente es un edificio. Basta con salir a la puerta y esperar a que aparezcan para matarlos, desde afuera, sin que ellos nos hagan ningún daño.

Esto, hay que decirlo, no arruina la experiencia del juego. Lo hace un poco menos complejo frente a su asunto central, la caza. Pero estos tres jefes realmente llegan a generar un verdadero terror entre quienes lo cazan. Y si a eso se le suma el hecho de que más cazadores seguramente están al acecho, la sensación de tensión y horror siempre estará al aumento.

Quickplay

Hunt: Showdown viene con un segundo modo llamado Quickplay. A diferencia del juego principal que tiene 1 hora de duración por contrato, en este jugaremos durante 15 minutos. Aquí elegiremos un cazador de un catálogo que tendrá ciertas opciones, y nuestra elección dependerá de nuestro estilo de juego. Una vez lo hagamos, entraremos en una batalla real como arena libre de jefes.

El mapa seguirá lleno de monstruos, pero ya no se tratará de cazar. El objetivo de este modo de juego es alcanzar un cierto punto en el mapa llamando «Manantial», recolectar una recompensa especial y mantenerla durante un período de tiempo determinado. Si logramos hacernos con la recompensa, seremos el blanco de todos, pues estaremos visibles en el mapa. Esto hará que la tensión sea muy alta durante cada momento que pasemos recolectando la energía. Las consecuencias en este modo de juego no son reales, al menos en la vida de nuestros cazadores, aunque sí en cuanto a experiencia y dinero. Esto también lo hace una buena manera de descansar del modo principal de juego.

Duración

Duración infinita. Básicamente el juego se trata de regresar infinitas veces al ruedo, hacernos mejor, probar. Ganar nuevas armas, morir. Y luego volver a comenzar de nuevo. Este es un juego que sin duda te dará la diversión que necesitas todo el tiempo que quieras.

Conclusión

Hunt: Showdown ofrece una experiencia multijugador extenuante, tensionante y difícil. Pero también original, bastante único en su género, con mecánicas muy bien planteadas. Aunque claro, también tiene unos defectos importantes. Lo primero, necesita refinar sus mecánicas con los jefes finales.

Otro problema que no mencionamos arriba es el del emparejamiento, pues no tiene un sistema muy justo. Empareja por igual a cazadores experimentados con los novatos. Y aunque esto pueda no ser realmente un problema, seguramente sería más interesante que esto se tuviera en cuenta.

Para aquellos a los que les gustan los elementos de terror y el juego de FPS, este es un juego hecho a su medida. Los que disfrutan de un juego multijugador retador, de nuevo, este debería ser un juego que debería estar entre su colección.

No es definitivamente un juego para cualquiera. Es un juego que tomará tu tiempo y toda tu paciencia y la llevará al límite. Pero una vez le coges el ritmo, no pararás de jugar, y te sentirás realmente gratificado por lo que ofrece.

Nota Final: 8

Lo bueno

Diseño visual y sonoro de primer nivel

Mixtura de mecánicas que lo hacen un juego único

Un reto verdadero en jugabilidad a la habilidad

De lo mejor en multijugadores online

Lo malo

Falta perfeccionar mecánicas de jefes finales

Problemas en la optimización con la carga de texturas

Animaciones de golpes a veces se sienten con retardo

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Un comentario sobre «Análisis de Hunt: Showdown. Un multijugador único en su especie»

  1. […] este juego tenemos un análisis completo y un gameplay que puede ver en nuestra […]

Deja tu comentario